Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales Brutal femicidio que conmocionó a la ciudad de Fernández, departamento Robles

Encontraron la moto de Loto, en medio del monte, y lo siguen buscando

A sus amigos y familiares, Carolina Ledesma les habría contado lo que pasaba con su expareja, Matías Loto.

Carolina Ledesma nunca pensó ni imaginó lo que su expareja era capaz de hacerle. La había agredido, la había amenazado, había destrozado su casa, se había enojado en varias oportunidades. Pero al final del día, Matías siempre terminaba manipulando a Carolina, al punto tal de convencerla de hacer lo que él quería.

Según pudo saber Nuevo Diario, Carolina le habría manifestado a su círculo íntimo: “Por suerte ahora parece que ya entendió, porque lo amenacé con hacerlo (denunciarlo). Realmente a mí me duele terminar así, porque nunca me imaginé esto”.

Carolina era una persona amable, amorosa y, sobre todo, una persona con un corazón inmenso que siempre ayudaba a quienes podía. Tenía muchos sueños por cumplir y anhelaba hacer muchas cosas en el futuro. Soñaba con ser una excelente profesional y ayudar a más personas. Pero todo quedó truncado.

Ella, en más de una oportunidad, tuvo la esperanza de que su pesadilla se terminara.

Solo intenta manipularme diciéndome que se va a matar , pero ya no le creo”, les habría confesado Carolina a sus allegados. Mientras les manifestó que “iba a ser fuerte y que iba a salir adelante, sin caer en la manipulación de su expareja”.

Los mensajes y conversaciones que la víctima de femicidio mantenía con sus familiares y amigos serán rescatados del celular de la joven, que fue secuestrado por la Policía durante la requisa de la vivienda donde finalmente fue encontrada en la noche del lunes por su padre, quien fue a verla ya que no contestaba las llamadas y no tenían noticias de ella.

Su familia y sus amigos piden que se haga justicia y que el femicida sea procesado y cumpla una condena ejemplar.

 

“No van a terminar bien, la va a matar, le dije a la madre”, reveló el abuelo de Carolina

<b>“Confío en que lo van a encontrar”, dijo (Foto Nuevo Diario).</b>
“Confío en que lo van a encontrar”, dijo (Foto Nuevo Diario).
Carlos Cruz es el abuelo materno de Carolina, quien reside al lado de la casa en la que la joven fue asesinada por su expareja.

En diálogo con nuevo Diario, Carlos remarcó: “Mi nieta era muy buenita. Siempre tenía muchas discusiones con él (por Loto). Venía (por el femicida) y le rompía las cosas. Ella lo había denunciado antes para que no se acerque más. Siempre vivían a las patadas y los golpes. Era una chica buena. Nunca la voy a olvidar”.

No van a terminar bien, la va a matar, le dije yo a la madre”, agregó.

“Era joven, tenía 23 años. No se merecía esto. Mi hija está muy mal”, indicó, al tiempo que agregó: “No sabemos dónde está él. Está prófugo, pero confío en que lo van a encontrar. Un golpe de estos para la familia es muy duro”.

 

“Hará 20 días se le puso con la moto al lado y le dijo que sin ella, él no era nada´”, dijo su padre

<b>“Es un dolor muy grande“, remarcó su progenitor (Foto Nuevo Diario). </b>
“Es un dolor muy grande“, remarcó su progenitor (Foto Nuevo Diario).
Carlos Ledesma es el padre de Carolina, quien fue asesinada en manos de su expareja Matías Loto, que se encuentra prófugo de la Justicia. Carlos, entre lágrimas y conmocionado, sin encontrar consuelo a la tragedia que los golpea, pidió que “el femicida pague por la muerte de su hija”.

Encontramos el peor escenario; pensábamos que estaba todo bien”, arrancó contando a Nuevo Diario Carlos, quien fue el que descubrió el cuerpo sin vida de su hija en su vivienda. Al tiempo que reconoció: “Quería seguir estudiando. Por ahí pensaba que el tipo (por Loto) podía pegarle, pero llegar a eso no. Jamás imaginamos una cosa así”.

Hace un mes y medio o 45 días que estaban separados. Hará unos 20 días, cuando mi hija venía caminando, él se le puso con la moto a la par, le dijo que se iba a matar si ella no volvía con él. Le dijo que sin ella, él no era nada. Nunca le decía que la iba a matar. Ese día, como había mucha gente, agarró la moto y se fue”, confesó Carlos.

Al ser consultado sobre la tragedia que golpea a su familia, el jefe de familia remarcó: “Fue decidido a hacer esto (concretar el femicidio), como vio que no tenía chances para volver. No podía soportar que ella no quería volver con él. Ya lo tenía premeditado todo. La sorprendió en la casa, porque un tiempo vivió ahí y no le dio tiempo a nada a mi hija. Ella no pudo hacer nada. La sorprendió y la estranguló con la sábana”.

Finalmente, Carlos puntualizó: “Mi hija quería seguir estudiando. Tenía toda una vida por delante; muchos proyectos que quería cumplir. Esperamos que se haga justicia y que lo detengan. Esperamos que pague todo el dolor que nos causó”.

Las autoridades que investigan el caso, confirmaron a Nuevo Diario que encontraron la moto del presunto homicida tirada en medio del monte, "la zona está totalmente perimetrada porque se siente olor de descomposición", afirmaron.

Por su parte, este miércoles continúa la búsqueda de Matías Loto.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso