Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #ElPuestitoDeSanAntonio

En el monte, encontraron un aro y los anteojos de la joven acuchillada por su ex

El agresor le provocó varios cortes y le clavó el cuchillo en el cuello a la víctima.

Ensangrentada y en crisis de nervios, una joven de 21 años se presentó ante la Policía. Su expareja le había pedido hablar y bajo engaños la llevó hacia una zona montuosa, donde la acuchilló con intenciones de matarla. Ella perdió pertenencias y la Policía las encontró. 

El fin de semana último, luego de celebrar su cumpleaños con familiares y amigos, publicó una fotografía en su estado de WhatsApp en la que estaba con un allegado. La imagen fue vista por su exnovio, de quien se había separado en septiembre, luego de mantener una relación desde 2021. El joven de 20 años y residente en el Bº Villa del Carmen comenzó a reprocharle la actitud, mientras le realizaba una escena de celos. La mujer, residente en el barrio Siglo XX, solo le pidió que no la molestara más. El sujeto le deseó que fuera feliz. Pero horas después le pidió hablar para terminar bien y no volver a verse nunca más. La jovencita aceptó y con la excusa de “ir a ver un terreno del novio de su madre”, el sujeto la llevó hasta El Puestito de San Antonio, Capital. La tomó de los pelos y la arrastró hacia el monte. Extrajo un cuchillo tipo sierrita de su mochila y comenzó a atacarla. La acuchilló en el cuello, las piernas, los brazos y en el abdomen. Le habría dicho: “Perdoname, te tengo que matar”. La víctima forcejeó con el agresor y perdió un aro y sus anteojos de receta. Mientras que el cuchillo se rompió. La víctima logró escapar y pidió ayuda. Unas horas más tarde, el joven se presentó en una sede policial de la zona sur de la Capital, junto a un abogado. “Discutí con mi novia y como ella me golpeó, me defendí”, habría deslizado el agresor, quien de inmediato quedó detenido por disposición de la jueza de Género de Capital, Dra. Cecilia Laportilla, a requerimiento del fiscal de Género, Dr. Diego Cortés. Los efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Nº 7 realizaron un rastrillaje en el lugar donde la jovencita sufrió el ataque. Ante testigos, los uniformados secuestraron un aro y los anteojos de receta que fueron denunciados como perdidos por la mujer. Además, encontraron un mango de madera de 10 cm de largo por 2 cm de ancho —que pertenecería a un arma blanca—. Luego se dirigieron a la casa del barrio Villa del Carmen, donde residiría el agresor. En el lugar se buscaba la hoja del arma blanca y el celular de la damnificada, pero no se encontró ningún elemento vinculado a la causa. 

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso