#Fuerte

| 07/12/2021

Los testimonios de maltrato y acoso de las compañeras de Antonio Laje que lo denunciaron

Él negó que sea un maltratador, aunque reconoció que tiene mal carácter y es muy exigente. Esto dicen ellas.

Los testimonios de maltrato y acoso de las compañeras de Antonio Laje que lo denunciaron

Por La Nación.- Luego de que Antonio Laje hiciera su descargo al aire en Buenos Días América, aparecieron testimonios de tres mujeres que aseguraron haber vivido situaciones de maltrato por parte del periodista de América TV y A24. Mientras que él sostuvo que nunca ejerció maltrato aunque reconoció no tener buen carácter y ser muy exigente, Eugenia Morea, Sandra Igelka y Fiorella Vitelli, quienes trabajaron con él, sostienen lo contrario.

Eugenia Morea trabajó durante un año como productora del ciclo de América. Hacía algunos años que era parte del canal cuando se incorporó el periodista como gerente. “Fue un año con maltrato, un año con acoso, no solo de él, de su productora [Ximena Xanthopoulos] también. Me decía que era una inútil, que no aportaba nada al programa. Cuando me llamaba a la oficina para retarme, iba temblando. Entre nosotros no era malo, pero delante de todos me gritaba, me humillaba” dijo en diálogo con LA NACION la columnista que hoy trabaja en Crónica y radio Continental.

Para Morea, el comportamiento de Laje con ella excedía el maltrato. “A mí me acosaba. No podía ir al piso porque le tenía miedo. Era todo por mensaje, me tiraba onda. Yo no sabía cómo zafar. Yo necesitaba laburo, soy de Moreno, no tengo parientes en el medio, hice mi camino sola y me costó. Y este tipo me bajó como quiso. Como no accedí a tener sexo con él, me bajó. De un día para el otro. Yo no iba al piso por miedo. En el control me llamó la productora con el dedito y me dijo que fuera a recursos humanos. Me echaron y cuando salgo le mando un mensaje a Laje. ‘Me echaste, nomás’. Me dice: ‘Sos joven, vas a conseguir trabajo’. Tenía 25 años. Hay complicidad ahí”, detalló.

La productora y periodista aseguró que en ese momento no habló porque tenía miedo de no conseguir nunca más trabajo en el medio. “Si hablaba no trabajaba más. Estuve un año sin laburo, un año de terapia, de no poder hablarlo. Salté ahora porque no puede seguir pasando. Vi lo de Fiorella (Vitelli) y me animé a hablar. Fue muy frustrante para mi carrera. Todavía tengo la espina. Él nos destruyó a nosotras. Nosotras no queremos destruir a su familia, queremos que se diga la verdad. Estoy acostumbrada a que me exijan, pero el maltrato es otra cosa. Siempre fue terrible laburar con él, fue de mis peores experiencias en la tele”.

Algo similar le sucedió a Sandra Igelka, quien llevaba diez años trabajando en América TV cuando Antonio Laje llegó al canal como gerente y conductor. “En 2013 o 2014 desembarca en América como gerente de Noticias. Fue en ese marco que me pasó de todo con episodios de maltrato en reuniones, me acorraló en el lugar. No tenía escritorio, ni silla, ni computadora, ni función, ni nada. Con él empezó mi infierno. Llevaba diez años en América, co-conducía, tenía una columna política. Creo que fue por mi ideología. Era un momento en el que el canal estaba virando su política editorial, pero está mal buscar la causa porque alguien te maltrata. Traté de armar otras cosas, hice otros programas y el tipo me iba sacando de todo. Mauro Viale me pedía ir al programa y él me lo prohibía”, relató Igelka en diálogo con este medio.

La periodista narró situaciones puntuales que vivió. “De las reuniones se iba pateando la puerta y diciéndome: ‘Vos eso no lo hacés’, ‘Vos estás loca’. Me costó terapia, enfermarme mal. Si me preguntás por qué no me fui, porque vivo de mi trabajo y porque los espacios son reducidos... Seguí en peores condiciones, hablé con una de las directivas del canal en ese momento y me dijo: ‘Viste cómo es este canal, los gerentes pasan y nosotros quedamos. ¡Aguanta!´ Fui a abogados, pero no había opción, si hacía la denuncia judicial me quedaba sin trabajo. Además, quedás como el problemático para los medios. Me provoca rechazo, miedo, estoy hablando y estoy como temblando. Cuando en tu trabajo te ponen en ese lugar es muy difícil volver de eso. Pensé que no iba a volver a hacer periodismo”, completó Igelka.

La nutricionista Fiorella Vitelli fue una de las primeras en romper el silencio en las redes sociales, luego de que Ángel de Brito señalara que María Belén Ludueña se iba de Buenos días América por maltrato. Después de trabajar casi dos años en el ciclo, Vitelli fue desvinculada cuando comenzó la pandemia. “Cuando vi lo de Belén dije: ‘¿Cuánto tiempo más me voy a quedar callada y van a seguir habiendo personas viviendo lo mismo?’. Hay un mecanismo de la violencia que por algún motivo te termina dando culpa y miedo”, explicó a LA NACION.

“Una persona puede ser exigente pero la forma en que comunica su exigencia es lo que cambia, me parece. Creo que ahí radica un poco el maltrato –agregó la nutricionista–. Si vos le estás pidiendo a alguien que rinda más porque incluso la creés capaz y querés tener un programa de excelencia y demás, me parece espectacular. Pero si la forma en que lo comunicás tiene un tono elevado o tiene palabras agresivas, dado que tenés un lugar más alto en la jerarquía, hay una situación de abuso de poder”.

Vitelli aclaró que el ambiente que se vive en el ciclo es algo generalizado. “No es solo Antonio Laje. Quiero que quede claro que la productora ejecutiva está a la altura o peor y también hay una persona más. La productora le dice a la gente que está gorda, ha mandado a compañeras a cambiarse por estar gordas. Fue un aprendizaje espectacular, me posicionó en un lugar, pero la falta de humanidad que hay... Todo se rige desde el miedo. Funcionan generándote miedo todo el tiempo. Todo muy perverso. Entre ellos se maltratan un montón. Eso me parecía muy fuerte”, detalló. “Me callé por miedo a perder oportunidades laborales. Al final, me callé y perdí todo igual”.

El descargo de Antonio Laje

Sobre las palabras de este lunes de Antonio Laje, quien habló de sus exigencias y pidió perdón si alguien se había sentido maltratado, Igelka, Morea y Vitelli expresaron lo suyo.

“Me puse el despertador para ver si decía algo hoy. Me sorprendió que haya llorado, que se haga la víctima cuando las víctimas somos todas nosotras. Me sorprendió que haya hablado de opereta cuando sabe que él mismo hizo todo esto para terminar así y habló de maltrato y no habló de acoso. A todas nos acosaste y hay pruebas. Hay una persona que trabajó con él en el mismo momento en que trabajé yo, que tiene todo y tiene miedo. Lo contó todo en la reunión directiva. No puedo dar nombres porque está muy asustada. Tiene chats, yo no los tengo”, expresó Eugenia Morea.

“Me cuesta mucho hablar, pero después me di cuenta que hay que comprometerse. El salió a decir que era una operación. ¿Una operación de quién? Si somos muy distintas las que hablamos. Maltrata a hombres y a mujeres. Con las mujeres mucho más y con algunas se suma el acoso sexual”, opinó Sandra Igelka.

Tanto Morea como Igelka y Vitelli aseguran que están en diálogo con las otras mujeres que contaron sus historias en redes sociales. Este medio trató de contactarse con ellas pero eligieron no dar su testimonio. “Hay muchas chicas que tienen miedo de hablar, que me dijeron que también sufrieron acoso por parte de Laje. Cada una tiene su tiempo. Ojalá hablen cuando estén preparadas. Estamos todas en comunicación, juntas, y vamos a ver qué hacemos”, contó Morea.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias