Lelé: pasión por las esculturas, proyección y legado internacional
La obra será visitada por las miles de personas que concurren a este pinar.
Participó del Festival de la Madera en Rusia

Lelé: pasión por las esculturas, proyección y legado internacional

Se define como “santiagueña por adopción” y es considerada como una gran artista.
02/07/2017
A

unque Santiago del Estero no fue la tierra que la vio nacer, Lelé Trabb se considera una santiagueña más. Estar en esta provincia le permitió consolidarse como una de las artistas plásticas más importantes del país y proyectarse internacionalmente hasta posicionarse como una figura requerida en simposios y festivales.

Hace menos de un mes estuvo en Rusia. Participó del Festival de la Madera que se lleva a cabo en un imponente pinar denominado Lukomorye. Durante 10 días, compartió con escultores de Francia, Suiza, India, Ecuador y del país anfitrión. Ella fue la única argentina en dejar su huella en este “pulmón” verde y no sólo eso, también ganó una mención especial por su labor.


A poco de llegar a la “Madre de Ciudades”, recibió a Nuevo Diario y reconstruyó con palabras esta experiencia. “Había enviado dos proyectos y me seleccionaron uno. Lo llamé ‘Ritual’”, recordó. El trabajo “hace referencia a nuestro arte latinoamericano. Consta de una obra central y cuatro que acompañan con un concepto contemporáneo de lo que podría representar un ritual en las comunidades prehispánicas. Se unen a través de unas líneas que representan la tradición oral. Es una forma abstracta, una interpretación actual sobre ese sentimiento”.


Las obras de Trabb se enmarcan dentro del arte contemporáneo. “Tengo otra estética, y la de ellos (los rusos que participaron del festival) es absolutamente figurativa. Trabajan como si estuvieran en el siglo XIX. La maestría que tienen es impresionante, al igual que las herramientas que utilizan”, contó.

“Ritual”, la obra que le valió un premio

El idioma, sumado al desconocimiento sobre el significado de un ritual y las diferencias estéticas de trabajo, dificultaron la comunicación. “Recién cuando vieron terminada la obra entendieron de lo que se trataba. Ahí nos abrazamos”, manifestó Trabb. Hacia el final del festival les entregaron unas semillas de árboles para plantarlas en ese mismo bosque. “Cuando esto ocurrió, fue más fácil explicarles cómo era un ritual”, sostuvo. Fue una experiencia “inolvidable” que quedó como un legado para las miles de personas que diariamente recorren ese “santuario” verde.


Al finalizar el festival se trasladó a Moscú para reunirse con una galerista de arte. Trabb es presidenta para la Argentina de la Asociación Internacional de Eventos de Escultura Monumental y como tal mantuvo encuentros con otros artistas y el agregado cultural en la Embajada argentina.


Se dedica al arte desde los 18 años y lleva más de una década viajando por distintos países, dejando la impronta santiagueña en cada lugar. Estuvo en Suecia, México, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, Chile y planea seguir sumando millas de trabajo y aprendizaje.


Es autora del Monumento a los Inmigrantes emplazado en nuestra ciudad y participa de una muestra colectiva en el CCB. También prepara una muestra individual. Trabb es una de las grandes artistas que tiene Santiago y su legado quedará eternizado en gran parte del mundo.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    1 voto
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento