Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
La Provincia Director de alimentos y bebidas en hotelería

Santiago Ibáñez, de Bandera a Punta del Este, cumpliendo metas y sueños

Actualmente administra parte de un hotel de alta categoría en uno de los lugares más visitados por los argentinos: la Costa uruguaya. Video.

La vida es una búsqueda constante de metas, objetivos y destinos. Muchas veces, al iniciarse la marcha el camino puede ser menos previsible de lo que uno cree. De esta manera es que, en algunas ocasiones, se llega a un punto o un destino que no se había tenido previsto, pero que puede llegar a convertirse en el espacio que proporcione comodidad y también buena proyección.

Este es casi un argumento compartido a la hora de hablar con personas que construyendo su futuro, han decidido emprender su camino lejos de su lugar de origen.

En estas ediciones vamos conociendo historias de santiagueños que se encuentran en distintas partes del mundo. Cada uno con un sueño, cada uno con vivencias que contar y experiencias para compartir.

Nuevo Diario dialogó, en este caso, con Santiago Ibáñez Luna, un reconocido profesional de la gastronomía que actualmente administra parte de un hotel de alta categoría en Punta del Este, Uruguay.

A lo largo de la entrevista, Santiago habló de las razones que lo llevaron a tomar nuevos rumbos, a la experiencia de vivir en otra tierra y a las perspectivas que se traza a futuro.

-ND: ¿Cómo te presentarías?

-Mi nombre es Santiago Ibáñez Luna, nací en Santiago del Estero, en un pueblo llamado Bandera. Me he capacitado como profesional de la gastronomía en distintos lugares de Argentina. Actualmente soy director de alimentos y bebidas en hotelería.

-ND: ¿Por qué decidiste irte del país?

- En principio no ha sido una decisión fácil de tomar. Creo que hay un punto en común en la actualidad del porqué uno toma estas decisiones. Se presentó una buena oportunidad que no estaba teniendo en mi país.

 

“Me encontré con una sociedad un poco menos golpeada que la nuestra”

-ND: ¿Con qué tipo de sociedad te encontraste?

-Me encontré con una sociedad un poco menos golpeada quizás que nosotros. Con una tranquilidad social que se puede sentir y con algunas diferencias en lo laboral, como es lógico. En este punto tal vez los argentinos valoramos un poco más el trabajo y las posibilidades de crecimiento. Aquí no se hace mucho hincapié en eso. Pero en sí es una sociedad llena de oportunidades.

-ND: ¿Qué es lo más difícil de estar lejos y qué es lo más sencillo de estar lejos?

-Varias cosas son difíciles. Una es la distancia. Que aunque parezca poca, cuando la vives y la sientes, sabes que es mucha. Alejarte de los que solían ser tus “espacios”, los sonidos y los aromas se vuelven distintos. Por otra parte, también lo más difícil de estar lejos es mirar atrás y pensar que todo lo que aportamos a nuestro país no sirvió de nada, desde el aspecto cultural hasta lo laboral. Lo más difícil, en una mirada muy personal, es aceptar que fueron años perdidos.

-ND: ¿Cómo fue la adaptación?

-La adaptación fue fácil. Por supuesto, es la experiencia que uno debe hacer en otro país, pero creo que llegué con la idea de que sería mucho más hostil o complicado, pero no lo fue tanto. Creo que si llegas con buenos valores y la impronta que tenemos los del interior es muy sencillo rodearse de buena gente, de pronto recibís ayuda de todo el mundo. Eso es como la confirmación de que estás empezando a “ser parte” y es donde te relajas un poco y comienzas a pensar en la proyección a futuro.

 

“En lo estrictamente laboral me siento muy bien con lo que hago”

-ND: ¿Has podido desarrollar tu actividad?

-Estoy trabajando en un ámbito en donde desarrollo una de mis actividades con tintes de algunas otras que siempre quise desarrollar. Estoy a cargo del área de alimentos y bebidas y también hago producción de eventos en un hotel frente al mar. Es algo de lo que hacía en Santiago también, producción de eventos y gastronomía. Aquí pude hacer que las dos cosas se puedan complementar y eso es motivador.

-ND: ¿Qué es lo que más te gusta del país en el que vives?

-Lo que más me gusta del país actual es el mar y poder pasear por la playa en mis días libres. En lo estrictamente laboral, me siento muy bien con lo que hago y también es muy positivo poder ahorrar dinero, siendo que somos una familia de 4 integrantes. Otra cosa que suma mucho es que la música argentina trasciende las fronteras, he recorrido la costa hasta Brasil y es impresionante cómo nuestra música es tan influyente, eso me enorgullece.

-ND: ¿Qué es lo que más te preguntan?

-En principio, la gente pregunta de dónde somos, ya que el acento no es el de referencia que todos conocen. No todos son porteños (risas).

SANTIAGUEÑOS POR EL MUNDO: SANTIAGO IBAÑEZ | VETE VIENDO

Santiago Ibáñez Luna
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso