Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
La Provincia #Cultura

???A veces uno debe intentar soluciones creativas, sean funcionales o no???

Nuevo Diario dialogó con la Lic. en Diseño Industrial Agustina Donzelli, quien expresó: ??????No hay techo??? cuando se habla de crear soluciones???.

Hoy se celebra el Día Nacional del Inventor, en honor a Ladislao José Biró, creador de un producto que revolucionó por completo la manera de escribir: la birome o lapicera.

Biró nació en Budapest, Hungría, pero fue nacionalizado argentino. En su vida patentó más de 32 inventos, aunque la lapicera fue por el que más se lo reconoció.

Ejerció el periodismo, lo cual fue su fuente de inspiración a la hora de la creación de la birome.    Ladislao José Biró quiso encontrar una solución a la falta de tinta y los problemas que experimentaban las plumas de aquel entonces. Así fue cómo comenzó a idear un dispositivo que incluyera una pequeña bolita en la punta para que la tinta fluyera de forma continua.

Debido a esta fecha, Nuevo Diario dialogó con Agustina Donzelli, Lic. en Diseño Industrial. 

 

 

“Es un poco utópico e irreal, pero me gustaría un robot que lave los platos. No un lavaplatos con el cual hay que hacer un trabajo previo".

 

 

Al hablar sobre creatividad, la profesional expresó: “Siempre lo fui, pero no necesariamente dibujando. Siempre estuve metida en actividades artísticas como danza, fotografía. Siempre me pareció interesante jugar con colores, hacer manualidades o pintar”, opinó y luego agregó sobre los comienzos en el proceso creativo: “A veces uno debe intentar soluciones creativas a ciertos problemas, aunque no sean 100% funcionales o industriales. Es como jugar con plastilina; no hay techo cuando se habla sobre creatividad”. 

 

 

“Me parece muy interesante que uno se siente a pensar y que se le ocurra un objeto que pueda solucionar problemas o necesidades”.

 

 

Sobre diseño, manifestó: “Para mí, la invención es crear algo que ningún otro producto u objeto pueda solucionar o dar. El diseño industrial no es invención, es mejorar o crear necesidades (al hablar de productos con antecedentes)” a lo que proporcionó ejemplos: “Un auto no es una invención, porque en el pasado ya existieron las carretas, en todo caso es una mejora. El Magiclick también es un diseño argentino, pero no es invención, ya tiene antecedentes”. “Me parece muy interesante que uno se siente a pensar y que se le ocurra un objeto que pueda solucionar problemas o necesidades, y hasta ayudar a aliviar situaciones cotidianas”, expresó la diseñadora industrial.

Al preguntarle por alguna necesidad que le gustaría “alivianar” con una creación, sin importar su escala, dijo: “Es un poco utópico e irreal, pero me gustaría un robot que lave los platos. No un lavaplatos con el cual hay que hacer un trabajo previo”, concluyó entre risas.  

 

 

Entre  invenciones argentinas más famosas están: 

- El bypass

-La identificación de personas por huellas dactilares. 

 

 

El Instituto Nacional de la Propiedad Industrial publicó “140 años de registros del progreso. 1864-2004 Patentes & Marcas” y allí constan 96 grandes inventos argentinos que dejaron marcada su huella realizados entre esas fechas, entre ellos están:

- Amortiguador hidroneumático (Francisco Abolio, 1930).

- Bastón blanco para ciegos. En 1931, José Mario Fallótico, un político santafesino de la Unión Cívica Radical, ayudó a un ciego a cruzar la calle e inmediatamente se quedó pensando en cómo reconocer por la calle a una persona con esa discapacidad.

- Bypass coronario. En 1967 el Dr. René Favaloro creó una técnica de cirugía cardíaca que permitía “saltear” una obstrucción coronaria, utilizando venas y arterias de otras partes del cuerpo, para que el oxígeno pudiera llegar al corazón.

- Identificación de personas por huellas dactilares. El 1 de septiembre de 1891, Vucetich hizo las primeras fichas dactilares del mundo con las huellas de 23 procesados, y quedó fijado como uno de los grandes avances científicos a nivel mundial, entre otros. 

Cultura
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso