Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Política

Axel Kicillof y Nacho Torres se mostraron juntos y reclamaron “mayor federalismo” al gobierno nacional

El bonaerense viajó a Rawson, Chubut, para encabezar la firma por la entrega de 15 ambulancias que Buenos Aires cederá en comodato a Chubut.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, viajó este miércoles a la ciudad de Rawson, Chubut, para encabezar la firma de un acuerdo en el que Buenos Aires cederá a Chubut 15 ambulancias en comodato. El encuentro entre el gobernador bonaerense y su par patagónico, Nacho Torres, se da en medio de la discusión por la Ley Bases. En sus discursos, ambos mandatarios provinciales exigieron -a sus modos y matices- mayor federalismo de parte del gobierno nacional. Torres adelantó que la firma de este acuerdo será “el primero de varios”. Kicillof, en tanto, también se fue con una foto de cómo está el peronismo en Chubut. Sin embargo, frente al micrófono, los gobernadores se despojaron de las discusiones electorales.

En lo que respecta a Kicillof no es la primera vez en lo que va del gobierno de Javier Milei, que el bonaerense sella un acuerdo de gestión con un gobernador de otra fuerza política. En marzo, hizo lo propio con el santafecino, Maximiliano Pullaro (UCR). Buenos Aires prestó 80 patrulleros de la Policía Bonaerense para reforzar el combate contra el narcotráfico en Rosario.

Esta vez, el acuerdo implica que Buenos Aires cederá 15 ambulancias de alta complejidad a Chubut para cubrir una necesidad que tenía la provincia y que Torres buscó suplir con celeridad. La gestión se realizó entre los ministros de Salud, Sergio Whisky (Chubut) y Nicolás Kreplak (Buenos Aires). Serán distribuidos en las ciudades de Trelew, Puerto Madryn, Rawson, José de San Martín, Lago Puelo, Epuyén, Las Plumas, Camarones, Sarmiento, Gaiman, Dolavon, Tecka, Río Senguer, Garayalde y Gastre.

En sus discursos desde el Salón de Usos Múltiples de la Administración de Vialidad Provincial, en Rawson, tanto Torres como Kicillof plantearon la necesidad de una política más federal de parte del gobierno central. Las formas y los modos variaron. Kicillof fue al hueso. “Hay una situación novedosa”, planteó el bonaerense, refiriéndose al gobierno de Javier Milei. “No hay ayuda”, dijo. Advirtió también que “el federalismo no es solamente el vínculo con un Estado nacional que hoy no está cumpliendo con sus obligaciones, también es trabajar de forma unida entre todas las provincias que integran nuestro país”.

Cómo no nos vamos a poner de acuerdo cuando hablamos de salud. Gobernar es eso, es darle respuestas a la ciudadanía. Vivimos en un país que cada dos años hay elecciones, entonces constantemente la dirigencia mira las encuestas y mide cuál es el costo de las decisiones de gobierno. Lo más importante de la política es ver resultados tangibles”, aseguró a su turno el chubutense.

Además, el gobernador de la provincia patagónica, planteó que “independientemente de los colores políticos de quienes coyunturalmente tenemos la responsabilidad de gobernar, somos las provincias las que nos hacemos cargo y llevamos respuestas a los 45 millones de argentinos”, aseguró el mandatario y consideró que “es central que trabajemos juntos, espalda con espalda, poniendo por delante los intereses de la gente por encima de cualquier diferencia partidaria”.

Somos una argentina federal. Quiero una argentina justa…donde la salud, la educación, lleguen al pueblo y una argentina federal tiene que surgir de una matriz fiscal que sea federal”, planteó.

Finalmente, antes de agradecer a Kicillof, Torres dijo que hay que “levantar la cabeza de esa grieta berreta y tuitera. Ya va a haber tiempo de competir en las elecciones; es momento de parar la pelota, levantar la cabeza y dar respuesta a la gente. Argentina no resiste una frustración más”.

El encuentro se dio en medio de las discusiones por la Ley Bases y el Pacto de Mayo. A este último llamado -cuya concreción para el próximo 25 de mayo estaba en duda- el gobernador de Chubut ofertó una contrapropuesta al gobierno nacional. Pide un “Pacto Federal”. “Nunca se puso sobre la mesa un tema tan importante como el federalismo fiscal. Queremos una Argentina más justa. Planteamos 10 puntos federales porque creemos que está dado el contexto. Simbólicamente es importante que más que un pacto, haya un llamado a la unidad nacional”, había planteado días atrás.

En lo que respecta al acuerdo entre Buenos Aires y Chubut, además de Kreplak, Kicillof llegó a Chubut escoltado del ministro de Gobierno, Carlos Bianco; de Infraestructura, Gabriel Katopodis y el Asesor General de Gobierno, Santiago Pérez Teruel. Antes del encuentro con su par chubutense, el gobernador de Buenos Aires mantuvo un breve encuentro con dirigentes peronistas de Chubut. Aprovechó la ocasión para tener un termómetro de cómo está el andamiaje peronista en Chubut; toda vez que no tiene reelección en Buenos Aires y su proyección nacional hacia la elección 2027 es, hasta el momento, una posibilidad latente.

Del otro lado, Torres tampoco se queda quieto. Este martes, se mostró con el líder del PRO, Mauricio Macri, en lo que fue la presentación de la Ley de Promoción en Inversiones Turísticas en Chubut. Se trató de un encuentro en la embajada de los Estados Unidos; del que también participaron el embajador Marc Stanley y los empresarios Paolo Rocca y Eduardo Eurnekián, entre otros.

Además, tiene avanzada la organización del evento que convocará al Ministro de Justicia de la Nación, Mariano Cúneo Libarona, a fines de junio en Rawson, para presentar el sistema acusatorio y no se descarta que también reciba a la vicepresidenta Victoria Villarruel; que tiene previsto estar en Río Mayo, localidad donde pasó parte de su infancia.

En lo que sugiere a la vida partidaria del PRO, es posible que el Encuentro Nacional del partido que elegirá nuevamente a Mauricio Macri al frente del mismo tenga como sede a la provincia de Chubut, donde Torres será el anfitrión.

Axel Kicillof Nacho Torres Buenos Aires Chubut
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso