Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Política #Trasfondo

Qué implica el cierre de la Secretaría de Comercio anunciado por Milei

Mientras que los analistas esperan una aceleración inflacionaria, Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) asegura que es necesario contar con un interlocutor al momento de poder acercarle al Gobierno propuestas. Sin embargo, considera que lo importante es que se cumpla el objetivo de favorecer el crecimiento del sector.

El presidente electo Javier Milei anunció que cerrará la Secretaría de Comercio Interior, conducida actualmente por Matías Tombolini. "Obvio, no tiene por qué estar haciendo eso de regular precios, me parece una aberración eso", dijo el libertario.

 

El líder de La Libertad Avanza afirmó en diálogo con El Observador 107.9: "No va a existir en el sentido que le dieron históricamente los gobiernos. Todos los precios que pueda de la economía, los voy a liberar. Hay algunos que todavía no puedo hacerlo por las características de las bombas que dejó plantadas el Gobierno".

 

De esta manera, programas como Precios Justos terminarían, que en la actualidad fija precios de unos 2.000 productos de la canasta básica y pone un tope de incrementos mensuales sobre otros 50.000.

 

La postura de los economistasAl respecto, Guido Zack, director económico de Fundar, opinó: "En el marco de un plan de estabilización que genere consistencia macroeconómica, hacer acuerdos de precios y salarios, lo que comúnmente se conoce como política de ingresos, evidentemente puede ser útil en varios sentidos. En primer lugar, porque la alineación de precios relativos, es decir, aumentar el tipo de cambio oficial y las tarifas, es muy inflacionario, y la manera de reducir el impacto inflacionario de estas medidas, tanto inmediato como acotarlo también en el tiempo, es con acuerdos de precios y salarios, con política de ingresos. Entonces, en ese sentido, sería deseable que algún organismo público cumpla esa función".

 

"Naturalmente, debería ser la Secretaría de Comercio Interior, pero si la elimina, esperemos que haya otra dependencia pública encargada de esto", agregó.

 

No obstante, Zack cuestionó el actual rol del organismo: "No se puede bajar la inflación a través única y exclusivamente de los acuerdos de precios. En ese sentido, si en algún momento hubo alguna expectativa de que esto baje la inflación, obviamente no iba a ser así. Lo que no significa que no pueda tener algún papel en el marco de un plan de estabilización". 

 

En la misma línea, Rocío Bisang, economista de EcoGo, afirmó: "Si bien las politicas de controles de precios pueden ser útiles si se las considera por un plazo limitado y acompañado de otras medidas, en sí son un parche que no resuelve el problema de fondo y a la larga generan una fuerte distorsión de los precios relativos y de los incentivos".

 

"Hoy estamos empezando a ver el desarme de esas políticas de precios, entre un gobierno saliente que ya no tiene capacidad de aplicación y uno entrante que no se espera que sostenga esas políticas. Eso explica en gran medida, la fuerte corrección en los precios de los alimentos y de otros productos como medicamentos o combustibles que vimos esta semana, y esperamos seguir viendo en las próximas", añadió.

 

Por otro lado, Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), dijo que la inflación que algunos denominan como 'reprimida' por los acuerdos de precios sería de entre el 40% y 60% y que depende también de lo que suceda con la evolución del tipo de cambio. Para Letcher, una no política de precios implicaría:

 

• Fin del programa Precios Justos

 

• Fin del Fideicomiso del Aceite

 

• Fin del Fideicomiso del Trigo

 

• Fin de la política de cupos: maíz, trigo y carne

 

• Desregulación combustibles

 

• Desregulación de tarifas (luz, gas, agua)

 

• Desregulación de telecomunicaciones

 

• Derogación de la Ley de Alquileres

 

La mirada del sector comercialPor su parte, Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), dijo a PERFIL: "Consideramos que lo importante es contar con un interlocutor válido al momento de poder acercarle al Gobierno propuestas y hacer gestiones en pos del sector que representamos. No nos importa demasiado si esa repartición se llama Secretaría de Comercio o tiene otra denominación que la administración entrante juzgue más adecuada. Lo importante es que cumpla eficientemente con el objetivo de favorecer el crecimiento de una actividad clave para la economía nacional, como lo es el Comercio y los Servicios en general". 

 

"En los últimos tiempos, la Secretaría de Comercio, al igual que ocurrió en otros momentos de nuestra historia, lamentablemente estuvo más enfocada en los acuerdos o controles de precios que en promover el desarrollo del sector. Desde la CAC, reiteradamente hemos señalado que la inflación no se resuelve con congelamientos de precios ni acciones análogas, que han demostrado su fracaso a lo largo de la historia de la humanidad, sino con políticas consistentes en materia fiscal y monetaria", agregó. 

 

"La asunción del presidente Milei, con los importantes cambios que se anuncian en materia de organigrama gubernamental, es una oportunidad para reconfigurar el área en cuestión para que se enfoque en favorecer el desarrollo de la iniciativa privada, verdadero motor del progreso económico y social de las naciones, removiendo trabas innecesarias", consideró.

 

La Secretaría de Comercio en la actualidadLa Secretaría de Comercio funciona dentro del organigrama del Ministerio de Economía y es el organismo que, según información oficial, trabaja en la formulación y ejecución de la política comercial e implementa medidas comerciales tendientes a mejorar la organización de los mercados de bienes y servicios públicos y privados.

 

Asimismo, diseña políticas de defensa de los consumidores y la competencia y supervisa la gestión del comercio exterior en coordinación con otras áreas competentes.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso