Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales Exclusivo

“Vivía ensañado con ella, no podía ni ir al baño, él pensaba que era el dueño”

Sonia Cruz, madre de Carolina Ledesma, la joven asesinada por su expareja, dialogó con Nuevo Diario tras la marcha que se realizó anoche en Fernández. Asegura que el femicida se oculta y que recibe ayuda de la familia.

Numerosos vecinos acompañaron a la madre y familiares de Carolina Ledesma, en la autoconvocatoria de mujeres que tuvo lugar anoche en Fernández, en la cual pidieron justicia para la joven asesinada por Matías Loto.

El nutrido grupo de personas marchó por las calles haciendo sentir su pedido por el femicidio de la joven.

Este Multimedio dialogó con Sonia Cruz, madre de Carolina, quien reveló que “mi hija vivía siempre maltratada, pero ella no quería que lo denuncie”, recordó.

“No me gustaba ese chango y yo la hice que se separe, ya hacía un mes que no estaba con él. Yo le decía: él no está bien, es un enfermo, por favor cuidate, no salgas”. Me decía ‘mamá no tiene ningún derecho, por qué tengo yo que esconderme, yo quiero salir, ir a la plaza”, le decía Carolina.

Sonia remarcó que Loto tenía una perimetral, “él no tenía que acercarse a ella, pero él vivía ensañado con mi hija, no podía ir ni al baño porque él la seguía”.

“Yo le decía: ‘Caro, eso no es vida’, pero ella me contestaba ‘mamá, él dice que no lo va a hacer más’, y yo le insistía Caro, cuidate no salgas”, relató Sonia.

“Él la quería para él, no dejaba que nadie se le acerque, no quería que tenga roce con nadie”.

“Yo hablé varias veces con él y me decía ‘yo la amo a su hija’, pero el daño que le hizo no es querer”, y reveló que muchas veces pensó que podía pasarle algo malo a su hija. “Yo oculté esto a mi marido, a mis hijos, porque ella me pedía que no diga nada. Loto se oculta y la familia lo ayuda”, acotó Sonia.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso