Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales Investigación de la Policía de Añatuya

Tras un arrebato, apresan a sujetos a la salida de local de técnico de celulares

Los sospechosos habían llevado el aparato para “resetearlo” y dejarlo como de fábrica. La cartera había sido descartada en un monte.

El arrebato de un celular sufrido por una mujer de apellido Gómez, domiciliada en la ciudad de Añatuya, provocó una investigación del personal de la Comisaría Comunitaria Nº 41, de la Brigada de Investigaciones y de la Departamental 13.

Los uniformados realizaron averiguaciones y realizaron un recorrido por los locales de técnicos de aparatos de telefonía móvil ante la sospecha de que el celular sustraído podría ser sometido a una “limpieza” para no ser ubicado. En efecto, en uno de ellos, ubicado en el mercado municipal, los uniformados advirtieron que habían dejado un aparato similar al sustraído para ser “reseteado” y dejarlo como si hubiera salido de fábrica.

Los policías esperaron pacientemente hasta que aparecieron antenoche en el servicio técnico de celulares los dos clientes que habían dejado el aparato sospechoso. Pagaron por el servicio brindado y se retiraron. Sin embargo, al salir del local fueron interceptados por los investigadores, ante quienes no pudieron justificar la pertenencia ni procedencia del celular que estaba en poder de uno de los sujetos, de apellido Olivera (22 años), domiciliado en inmediaciones de las calles Padre Suárez y Ramos Mejía.

El aparato fue examinado y se determinó que era el que había sido sustraído en un arrebato. Asimismo, identificaron al segundo sospechoso, de apellido Carpio (23), residente en el barrio La Merced. Los dos sospechosos fueron trasladados a la dependencia policial, donde la damnificada reconoció el aparato secuestrado como de su propiedad.

Rastrillaje

Seguidamente, como parte de las averiguaciones, los uniformados se trasladaron hasta el barrio San Jorge Ampliación, donde uno de los vecinos habría visto a Olivera cuando arrojaba elementos a una zona montuosa. En el citado lugar encontraron una cartera floreada de tela, una campera y un monedero con el DNI de la víctima del arrebato.

El fiscal Ezequiel Bustamante ordenó que Olivera quedara aprehendido y Carpio, demorado.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso