Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #CrimenDeFernando

Máximo Thomsen, aislado del resto de los rugbiers condenados: "Mi vida no tiene sentido"

Según trascendió, ???se la pasa llorando y leyendo la Biblia". Esto se reveló sobre el principal acusado del asesinato.

Durante el fin de semana se conocieron detalles del estado psicológico de los rugbiers, luego de la sentencia por el crimen de Fernando Báez Sosa. Uno de los condenados que enciende las alarmas por estas horas es Máximo Thomsen, quien no estaría pasándola de la mejor manera en el penal de Melchor Romero.

 

Según trascendió, el joven fue aislado del resto de sus amigos. La noticia se conoció luego de que el propio Blas Cinalli confirmara a la prensa que se había provocado un "distanciamiento de palabra" entre los condenados.

 

“Mi vida no tiene sentido, nadie me quiere”, habría dicho Máximo Thomsen a sus más allegados luego de la ruptura del vínculo. Al mismo tiempo, indicaron que ”se la pasa llorando y leyendo la Biblia".

 

Las mismas fuentes afirmaron que, tanto los familiares como el personal del servicio penitenciario, "tienen miedo de que se quite la vida”.

 

El Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) se mantiene en estado de alerta ante el riesgo de que al menos uno de los rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa tenga la intención de atentar contra su propia vida dentro de la Alcaldía de Melchor Romero.

 

Es que las autoridades advirtieron sobre el estado de salud de los jóvenes oriundos de Zárate y el temor ante la posibilidad de un suicidio, que comenzó luego de una requisa donde secuestraron un elemento clave para sus vidas diarias en la cárcel: los celulares.

 

Las autoridades comunicaron que están vigilados bajo "una medida de resguardo de integridad física por miedo a que se lastimen ellos mismos por la depresión que padecen".

 

Vale mencionar que descartaron peleas a golpes de puño por parte de los ocho rugbiers, por lo que se estaría evaluando la posibilidad de que sean trasladados todos juntos a la Unidad 57 de Campana y que los reclusos estén más cerca de su entorno familiar.

Fernando Báez Sosa
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso