Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #Aberrante

Horror: violó a su hija durante 4 años y luego la obligó a prostituirse y abortar

El padre hizo vivir a su hija un calvario durante varios años. La ultrajaba sexualmente, la obligaba a prostituirse y le quitaba el dinero para gastarlo en drogas.

Un hombre de 57 años fue condenado este martes a 25 años de prisión por haber abusado sexualmente de su hija menor de edad durante cuatro años, y por haberla obligado a ejercer la prostitución durante un año en las ciudades de Recreo y Santa Fe

 

La sentencia fue impuesta por unanimidad por un tribunal integrado por los jueces Jorge Patrizi, Gustavo Urdiales y José Luis García Troiano. Los mismos rechazaron un pedido de prescripción planteado por la defensa debido a que los hechos ocurrieron entre 2004 y 2008.

 

En el juicio quedó demostrado que la víctima fue abusada sexualmente por su padre entre diciembre de 2004 y diciembre de 2008, años en los que era una adolescente menor de edad. Las agresiones fueron cometidas en una vivienda ubicada en la ciudad de Recreo y luego en una casa ubicada en el barrio Yapeyú, de Santa Fe, inmuebles en los que convivieron el condenado y la niña durante esos años.

 

Durante el juicio, la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas) del Ministerio Público de la Acusación (MPA) probó que "el condenado instruyó a su hija acerca del intercambio de sexo por dinero y la obligó a ofrecer ese tipo de servicios en una estación de servicio ubicada en el ingreso a Recreo". Además, el hombre la obligaba a entregarle el dinero que generaba, el cual era utilizado por el condenado para comprar estupefacientes.

 

Según el MPA, el condenado siempre fue consciente de lo que estaba haciendo y del daño psicológico y físico que le provocaba a su hija, a quien agredió, amenazó y aisló de cualquier entorno que pudiera protegerla.

 

La investigación del MPA se inició a partir de una denuncia que realizó la víctima cuando fue mayor de edad una vez que logró irse de la casa en la que vivía con su padre, para radicarse en una ciudad del sur provincial. En la denuncia, la joven pudo relatar los padecimientos a los que fue sometida, a los abusos sexuales, a las situaciones diarias de violencia física y a la realización "de un aborto casero y forzoso al que fue sometida a raíz de que había quedado embarazada por los abusos".

 

El sujeto fue condenado como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal calificado, por ser cometido por un ascendiente y por la convivencia preexistente, y la promoción de la corrupción de menores agravada por ser cometida por un ascendiente. Además, se lo sentenció como autor de los delitos de promoción de la prostitución de una persona menor de 18 años, agravada por ser el condenado ascendiente de la víctima, y por explotación económica de la prostitución ajena.

Violación
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso