#Añatuya

| 22/01/2022

Depravado manoseó e introdujo un elemento en los genitales de una niña de siete años

Además, habría atacado sexualmente a dos primas de la víctima, a quienes sometía a constantes amenazas de muerte.

Depravado manoseó e introdujo un elemento en los genitales de una niña de siete años

Una niña de 7 años fue a buscar un agua oxigenada que sus padres le prestaron a un vecino, en la ciudad de Añatuya —departamento General Taboada—. El depravado la hizo ingresar a su vivienda, donde la abusó sexualmente. 
“Mami, me tocó las partes prohibidas”, le dijo la niña abrumada a su madre. Para luego revelarle los pormenores del ataque sexual que sufrió en el inmueble del depravado. Este fue denunciado en la Comisaría Cuarta del Menor y la Familia de Añatuya. 
De acuerdo con lo manifestado por un artesano residente en la “Capital de la Tradición”; en horas de la tarde del 1 de este mes le había solicitado a su hija que fuera hasta la casa colindante a su propiedad a buscar un agua oxigenada que le habría prestado al vecino. El sospechoso reside en el lugar junto a su esposa y cuatro hijos menores. La víctima se dirigió hasta el inmueble de inmediato. 
La niña le dijo al acusado que iba a llevar el objeto que le pidió su padre. Este le entregó el frasco y luego le dijo: “Alcanzame un cuchillo”, en ese momento, el agresor manoseó las partes íntimas de la víctima. Le habría tocado la cola a la niña.
Tras el ataque sexual que sufrió, la víctima corrió hacia su casa y les contó a sus padres lo que había pasado. Por lo que los mismos se dirigieron a sede policial donde radicaron la denuncia penal correspondiente. 
La víctima fue sometida a Cámara Gesell en los días posteriores, donde terminó revelando que “no era la primera vez que el agresor la atacaba sexualmente”. La menor contó que anteriormente, el depravado bajo engaños la había llevado a su hogar. La habría encerrado en una de las habitaciones, donde le dijo: “Bajate el pantalón y la bombachita”, la habría manoseado. 
Por lo que la menor le respondió: “No, porque mi mami se va a enojar conmigo”. De inmediato, el depravado intentó convencerla de hacer lo que le pedía y le respondió: “No tiene por qué enterarse”. Ante la situación, la niña corrió del lugar y regresó a su hogar. 
Por disposición de la Unidad Fiscal de la Circunscripción de Añatuya, la menor fue examinada por el médico forense para constatar si existieron otros tipos de abuso en contra de la víctima. El facultativo de turno determinó que la menor presentaba lesiones en la región anal, compatibles con un acceso carnal. 
Con los informes recabados en la causa, la Fiscalía solicitó la inmediata detención del agresor. Por lo que la jueza de Control y Garantías de Añatuya, Dra. Gladys Lami dio lugar a lo requerido por el Ministerio Público Fiscal. 

 “Un animal de estos no puede andar suelto”

Sobre el acusado hay una orden de captura. Pero se escabulló en el monte junto a su familia. Los padres de las víctimas temen que “pueda viajar hacia Buenos Aires con familiares que se encuentran de vacaciones en el pueblo”. 
“No entendemos cómo le pudo hacer esto a mi hija. Nosotros confiábamos en él —por el acusado— porque tiene cuatro hijos chiquitos y pensábamos que era buena persona. Pero le arruinó la vida a una niña de 7 años”, reveló a Nuevo Diario el padre de la víctima. 
Al tiempo que agregó: “Solo pedimos que se haga justicia. Un animal de estos no puede andar suelto. Le pido por favor a la Justicia y a la Policía que lo detengan. Mi hija por las noches se despierta llorando, por todo lo que le hizo. De noche a los gritos, pide ayuda. No tiene vida esta criatura”. 

“Pasaron 21 días de todo esto y aún no lo detienen, se puede fugar”

Quebrada por la situación que les toca atravesar por el ataque sexual que sufrió su hija en manos del pervertido, la madre de la menor solicitó a la Justicia y a la Policía que “sea detenido para evitar otras tragedias”. 
En diálogo con Nuevo Diario, el ama de casa desesperada remarcó: “Pasaron 21 días de todo esto y aún no lo detienen; se puede fugar. No entendemos qué pasa. Lo peor de esto es que les puede hacer lo mismo a otros niños. Le puede arruinar la vida a otras criaturas como le arruinó a nuestra hija”. 
“Esperamos que no quede en la nada. Porque esto que le hizo hoy a mi hija y a mis sobrinas, le puede hacer a otras niñas”, remarcó la denunciante. 

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias