#Opinión

| 05/08/2021

Transformación cultural en Felicidad Organizacional

La transformación cultural en las organizaciones es un proceso que se debería llevar a cabo de manera consciente, después de hacer un amplio diagnóstico profundo sobre lo que piensan, sienten y viven en las empresas los colaboradores.

Transformación cultural en Felicidad Organizacional

La estrategia corporativa, diseñada con el equipo directivo, líderes y con una importante cantidad de colaboradores, entre otros, identifica, entre varios aspectos evaluados, cuáles son las brechas entre la cultura actual y la deseada, proceder a hacer el análisis de estas para proponer el plan de acción, seguido de la implementación y ajustes pertinentes para asegura su efectividad y lo más importante la adopción al nuevo cambio en la empresa.


Lo descrito, sería lo ideal, y sin embargo, son las circunstancias externas o la imposición de una nueva planeación estratégica, la que hace que de manera forzosa y desarticulada, cambie la cultura. Si eso ocurre así, será muy difícil lograr la alineación de los colaboradores con los objetivos que se quieren alcanzar.


Uno de estos aceleradores externos de tendencias organizacionales fue el Covid-19 y uno de los tantos aspectos que se puso a prueba, fue la tecnología, la resiliencia y la comunicación. Aunque hace mucho las empresas han venido desarrollando diferentes proyectos digitales para estar a la vanguardia con respecto a este tema, el 2020 llegó sorpresivamente a determinar cuáles empresas estaban muy preparadas para afrontar lo mejor posible este panorama y cuáles no.


Se habla de que alrededor de un tercio de las empresas no estaban preparadas para esta situación que el mundo impuso. Un claro ejemplo, es el de las instituciones educativas, que se vieron forzadas a actuar de manera ágil y dinámica porque tenían una responsabilidad inmensa con la sociedad y lo correcto era no parar, sino adaptarse rápidamente a las nuevas circunstancias para que pudieran continuar funcionando de acuerdo con su razón de ser, lo que implicó un reto enorme para directivos y maestros en cuánto a repensar las dinámicas de enseñanza y aprendizaje que el mundo online trae.


Otros de los aspectos que ha sido mirado con lupa en las empresas, ha sido el estilo de liderazgo. Se hizo evidente que los jefes que no lideraban basados en la gerencia de felicidad organizacional y que no se esforzaron en conocer, comprender y desarrollar a los seres humanos a su cargo, tuvieron más dificultades para tener equipos con sinergia, eficientes y que lograran los resultados deseados.


La guía de mercado laboral 2021, refleja que el abandono a las organizaciones por su cultura negativa ha sido de un 22%, así como también hay un 26% que se ha marchado por un descontento general con su cultura. Esto indica que no necesariamente la gente se está yendo por su un mal salario o su jefe inmediato, sino que está renunciando a la forma cómo se hacen las cosas en esa organización que muy probablemente no empata con su personalidad, sus valores, su vida familiar, ni mucho menos sus expectativas.


Debemos trabajar conscientemente en transformar las culturas en felicidad laboral, procurando lineamientos y condiciones que les permitan a las personas desarrollarse de manera integral.


Si además de las herramientas tecnológicas adecuadas, hay una concientización de la nueva forma de trabajar colaborativamente, un entrenamiento constante, una comunicación continua, se demuestra interés en su vida laboral y personal y se de la autonomía al colaborador, éste va a valorar la confianza que se ha depositado en él y con certeza, hará lo posible por no traicionar esa confianza, y dará la mejor versión de sí mismo cada día.
En el ejercicio del día a día se encargará de honrar esa buena relación con su jefe inmediato y así mismo, hará lo que esté en sus manos, para brindar una experiencia gratificante al cliente final, simplificando los recursos que la empresa pone a su disposición llevando a una mayor productividad y rentabilidad para la organización.

Ultimas noticias