#Opinión

| 31/07/2021

El Colo y El Tordo

Las PASO comienzan a mostrar su lado atractivo para los amantes de la política.

El Colo y El Tordo

Largaron y ya se puso caliente la discusión. Los dos jockeys se empezaron a dar con la fusta antes de entrar a la primera curva. Dirían los fanáticos de “lo que impacta”: “¡pero así ganamos rating! Si no, la gente no le presta atención a la pelea”. Respondería el estratega: “siempre y cuando no se desposicionen en los candidatos…”.


Con los primeros números en la mano, luce como una competencia que será muy pareja durante toda la carrera, y eso agudizará ansiedades… y fustazos. Veamos qué perfiles diferenciados tienen ambos candidatos.


Empecemos por lo básico: Santilli saca ventaja en GBA y Manes en el interior (de tradición radical). Como la principal zona metropolitana es más grande, la demografía lo ayuda al vicejefe de Gobierno de la CABA. Ambos búnkers creen que la 1ª sección electoral estará más pareja (hacia el norte y oeste de la Capital, Vicente López, San Isidro, San Martín, Tres de Febrero, Tigre, San Fernando, etc.), y que la clave será estratégica 3ª sección, la cual cubre el sur y oeste de la región, y que incluye nada más, ni nada menos que a La Matanza, el lugar donde mejor rankea el voto kirchnerista. En esa parte, si la diferencia a favor de El Colo es muy grande, complicará mucho las chances del neurólogo. Pero esto recién empieza.
Las diferencias territoriales son claves, pero también hay otros elementos a destacar:


-Manes tiene un voto más radical, mayor a los 45 años, más independiente y crítico de la figura del expresidente Macri;


-Santilli tiene un voto más cambiemita / PRO, menos independiente, algo mejor por debajo de los 45 años, y claramente más identificado con Macri.
Se podría decir que con la mala imagen que tiene el exmandatario, el doctor debería llevar ventaja. Pero el tema es que esta es una elección de todos contra todos por la obligación de ir a votar (aunque vaya menos gente). Por lo tanto, como no es una elección solo de dos, cada uno dependerá de robarles también a otros competidores de otras escuderías, trascendiendo las fronteras cambiemitas. Hasta aquí, el voto duro opositor prefiere al Colo —por identificación PRO— mientras que su adversario interno puede captar más votos afuera. Pero afuera hay otros… Espert, Randazzo, Hotton, Gómez Centurión.


Más allá de la variable de los recursos constantes y sonantes (motivo de la primera polémica, donde se subió Carrió al ring), un gran activo para Santilli es Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno sería el candidato más votado en una hipotética elección presidencial y la figura de mejor imagen a nivel nacional. Por eso empiezan los intereses cruzados. ¿A quién le interesa que Horario pase un mal trago en territorio bonaerense, además de los radicales? ¿A sus adversarios internos? ¿Bullrich y Macri? ¿Al gobierno, para empezar a bajarle el precio de cara a 2023? Preguntas que se irán respondiendo a medida que pasen las semanas.


Como era de esperar, a las pocas horas de iniciada la polémica sobre los recursos con que cuenta cada uno en la campaña, vino la señal de “haya paz” (al estilo del sketch de Les Luthiers sobre el adelantado Don Rodrigo). Se ve que alguien no calibró del todo bien de qué se trataba esta pelea, ya que si tironean demasiado de la cuerda se puede romper y los dos caerse al suelo, abriendo escenarios impensados.


En teoría, ambos contendientes profesan la vía moderada dentro de la coalición, ya que creen —como Larreta— que el público independiente y moderado que se decepcionó con Alberto, en un trade off verá con mejores ojos a un cambiemista que se corra al centro y se desligue de la figura de Macri. Como ya lo hemos desarrollado en más de una oportunidad en esta columna, esa reflexión es correcta estratégicamente y es lo que ha proyectado al jefe de Gobierno a dónde está. Pero claro, primero hay que ganar la primaria, y como se mostró, los perfiles son diferenciados, lo que puede llevar a implementar matices importantes entre ambos. Por caso, ¿Santilli se volverá más duro contra el Gobierno con estos datos en la mano, para que no se le escapen por derecha a Espert? ¿O preferirá chuparle al propio Manes por el centro, achicando su espacio vital? Interrogantes que siempre son un dolor de cabeza en todo equipo de campaña.


Esta primaria va a ser uno de los atractivos centrales de esta etapa electoral, entre otras cosas porque el resultado final no está cerrado (como si sucedió en la interna presidencial de 2015 en Cambiemos), y porque esa definición nos va a decir mucho sobre posibles preferencias presidenciales en la principal oposición. De modo, que el público podrá dejar de ver las plataformas de streaming por un rato, preparar vermouth con papas fritas y good show!

Ultimas noticias