ALERTA | Toda la información del Mundial de Qatar → ¡aquí!

#Opinión

| 15/02/2021

Cuba y la Propiedad Privada

El régimen cubano, considerado un faro para el comunismo mundial, está optando por la apertura económica y la liberalización de su economía.

Cuba y la Propiedad Privada

Cuba es el ícono de los revolucionarios comunistas de Latinoamérica, su paraíso socialista. Se mantuvo firme y no cedió ni un centímetro a pesar de la destrucción de su aliado y protector la Unión Soviética, como dice su frase de guerra: “ni un paso atrás”.


Pero parece ser que esto está cambiando, y rápidamente, en la isla. Y es que la crisis económica de Venezuela la ha dejado sin petróleo subvencionado y cuyas remesas sobrantes vendía haciendo ingresar dólares frescos al país que le servían para seguir manteniendo la estructura de poder centralizada; o el advenimiento de Bolsonaro en Brasil que terminó con las inversiones de aquel país en la isla y decretó el fin de las tan redituables Misiones Medicas.


Sumados a los devastadores efectos que la pandemia del COVID-19 trajo para el recurso por antonomasia de la isla, el turismo; todo esto ha hecho que la crisis económica en el país se potencie de tal forma que sus autoridades comenzaron a pensar en realizar un acto casi sacrílego para la ideología comunista: las desregulación de la economía nacional y el permitir la actividad privada de sus ciudadanos. Aunque este cambio parece obedecer a razones de supervivencia y no se parece en nada a la apertura realizada por China o Vietnam en su momento.


Una vez que las puertas de la libertad económica se comienzan a abrir es muy difícil dar marcha atrás ya que como dijo el líder comunista chino e ideólogo de la reforma económica de su país, Deng Xiagoping, en la década de 1970: “cuando se abre la ventana pueden entrar mosquitos, pero va entrar mucho aire fresco”.


Y es que mientras el gobierno cubano se encuentra en medio de una inflación creciente discutiendo con sus ciudadanos la imposición de precios máximos a actividades privadas tan variadas como las peluquerías y barberías, pasando por los pequeños productores agrícolas o los taxis.


Durante este mes de febrero, al término de la primera reunión de ministros, el gobierno anunció un perfeccionamiento o desregulación en las relaciones laborales que ya entró en vigencia y por la se autoriza la gran mayoría de actividades privadas a ejercer por cuenta propia, restringiéndose sólo a unas 124 las actividades expresamente prohibidas; que incluyen la caza y pesca de especies prohibidas en peligro de extinción, la explotación de las plantas endémicas, el empleo infantil,el trabajo forzado, actividades en el área de defensa y la construcción de aeronaves espaciales y sus partes, entre otras.


Recordemos que anteriormente eran solamente las 127 actividades aprobadas por el régimen para ejercer por cuenta propia,
Si bien existen gran incertidumbre sobre los resultados de estas reformas tanto debido al grado de autonomía que tendrán los emprendedores como por ejemplo a los mecanismos burocráticos que imponga el gobierno para seguir controlando a sus ciudadanos, las dudas sobre el acceso al crédito estatal, las posibilidades de financiamiento extranjero a través de las remesas de los cubanos en el extranjero o si los futuros emprendedores podrán firmar acuerdos con empresas y personas extranjeras para poder realizar inversiones en la isla. Debemos recordar que la actividad y la propiedad privada están vedadas por la constitución. Mientras estas reformas surgen y le dan una luz de esperanza al pueblo, existen voces desde el oficialismo como por ejemplo las de Yusuam Palacios, abogado y Presidente del Movimiento Juvenil Martiniano, quien promete “machete” a quien traicione la revolución y sus dogmas.


La verdadera reforma que podría sacar a Cuba de la miseria en la que se encuentra, aún sigue estando ausente. Ya que la misma sería el desarrollo de elecciones democráticas con multiplicidad de partidos y opciones, que ofrezcan un futuro de progreso para todos sus ciudadanos. Ya que sin reformas estructurales profundas que conduzcan a una senda de crecimiento económico y de mejoramiento del bienestar general, estos cambios solo pueden terminar resultando cosméticos y coyunturales a la espera de mejores vientos políticos que le den aire para poder sobrevivir al castrismo.


Aunque como expresamos anteriormente una vez abiertas las rendijas de la libertad será muy difícil cerrarlas.

Más noticias
Ultimas noticias