Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Especiales España

El ADN del pelo de Beethoven revela 200 años después de qué murió

Un equipo de científicos develó detalles médicos del legendario músico a través del análisis genético de su cabello. Mirá.

En ocasiones, la ciencia logra algunos más propios de la ciencia ficción. Casi 200 años después, los científicos han descubierto la verdadera causa de la muerte de Ludwig van Beethoven gracias a su pelo. Mediante el análisis genético de varios mechones de cabello, un equipo de investigadores internacionales ha demostrado que su muerte se debió, muy probablemente, a una infección de hepatitis B, agravada por el consumo de alcohol y demás hábitos de riesgo de la enfermedad.

Este avance desmiente la última teoría que, hasta ahora, se tenía por cierta. En 2007, una investigación forense analizó un supuesto mechón del músico y sugirió que la muerte se debía a un envenenamiento por plomo. Lo cierto es que no era descabellado, pues los tratamientos médicos que se usaban entonces muchos contenían este metal. Esta teoría se ha desvanecido una vez que la reciente investigación ha demostrado que ese cabello no pertenecía al genio alemán, sino a una mujer anónima.

La investigación ha sido dirigida por la Universidad de Cambridge y el Hospital Universitario de Bonn y publicada en la revista Current Biology, donde han intentado arrojar más luz sobre la salud de Beethoven. Un estudio que cumple con la última voluntad del compositor, quien pidió a sus hermanos que dieran a conocer los detalles de su estado y de su muerte para que se le comprendiera mejor tanto desde el plano médico como personal, publica Infobae.

Y es que este genio de la música no solo sufrió problemas de audición -hasta el punto de perder completamente el oído-, sino que también padeció complicaciones gastrointestinales durante, prácticamente, toda su vida.

Desde los 22 años, Beethoven sufrió fuertes dolores abdominales y ataques crónicos de diarrea que le acompañaron hasta su muerte el 26 de marzo de 1827, a los 56 años. Sin embargo, el análisis de su pelo no ha logrado descifrar el origen de estos problemas gastrointestinales.

 

La trágica ironía del músico

Forma parte de la sabiduría general: Beethoven era sordo. Es, quizás, la mayor y cruel ironía a la que puede enfrentarse un músico. De hecho, en una de sus cartas, el alemán confesó sentirse “desesperadamente afligido”, lo que le llevó a experimentar episodios depresivos. La pérdida auditiva de Beethoven comenzó pasados sus 20 años, con una tinnitus, que se muestra como un timbre o un pitido en los oídos.

Poco a poco, la tinnitus de Beethoven evolucionó hasta una menor sensibilidad a los ruidos fuertes; hasta que, con 40 años, perdió la audición de los tonos más altos. Su carrera como músico estaba sentenciada. Los doctores nunca pudieron darle una explicación a su sordera; este nuevo estudio, tampoco. Lo que sí han podido descartar es que la causa sea genética, pues no se ha encontrado ningún factor genético en el análisis del ADN del pelo.

Los científicos prefieren ser cautos: no pueden asegurar completamente que la causa de la muerte fuera la infección por hepatitis B, pese a que los síntomas registrados como la ictericia (color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos) o su consumo de alcohol indiquen que las probabilidades son muy altas. Aún así, aún quedan muchas preguntas por resolver, como la causa que originó la sordera de Beethoven o sus problemas de estómago.

Beethoven Muerte
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso