Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Especiales #Especiales

Café y alcohol, la combinación que pone en riesgo el descanso

El estudio advierte sobre el efecto del consumo alcohol y cafeína en la salud y el sueño. Conocé el riesgo de depender de estas sustancias a largo plazo.

Investigadores de la Universidad de Washington y la Universidad de California en Berkeley realizaron un estudio sobre los efectos del café y el alcohol en el sueño de las personas. Esta combinación podría tener efectos significativos en tu descanso y tu salud.

 

El alcohol y la cafeína son dos de las sustancias más utilizadas en el mundo para alterar la conciencia humana. Sus efectos en el sueño son popularmente conocidos, pero poco se sabe sobre cómo actúan realmente en el organismo cuando se consumen juntas.

 

 

Se seleccionó a un grupo de financieros para realizar el estudio debido a la necesidad de atención y velocidad cognitiva que se requiere en su profesión. También se consideró la regularidad del consumo de cafeína y alcohol para mitigar el estrés.

 

 

Durante la primera etapa, probaron el impacto individual de la cafeína y el alcohol en el organismo. El consumo de cafeína disminuyó el tiempo de sueño de la persona en promedio de 10 minutos por taza consumida el día anterior. Por otro lado, el alcohol afectó la calidad del sueño en un 4% por bebida en promedio. Pero luego decidieron ver qué pasaba cuando se consumían juntas, y si era cierto que la combinación de estas dos sustancias empeora la calidad del sueño.

 

 

Consecuencias en el sueño a largo plazo

El resultado del estudio también reveló que las personas que consumen alcohol y cafeína con frecuencia pueden desarrollar un ciclo de automedicación, en el que utilizan una sustancia para mitigar los efectos negativos de la otra. Por ejemplo, tomar cafeína durante el día para mantenerse despierto tras una noche de exceso de alcohol.

 

 

Sin embargo, la cafeína puede reducir la cantidad de sueño que la persona obtiene esa noche, lo que puede llevar a que la persona beba más alcohol la noche siguiente para compensar la falta de sueño. Caer en este ciclo de automedicación puede ser perjudicial para el sueño a largo plazo.

 

 

El consumo de café y alcohol puede tener efectos significativos en la calidad y duración del sueño de las personas, aunque estos efectos pueden variar según la cantidad consumida y la sensibilidad individual.

 

 

Efectos del café en el organismo

 

Estimulante: El café contiene cafeína, un estimulante del sistema nervioso central. La cafeína puede aumentar el estado de alerta, reducir la sensación de fatiga y mejorar la concentración.

Causa insomnio: Consumir café, especialmente en grandes cantidades o cerca de la hora de dormir, puede interferir con el sueño. La cafeína puede dificultar conciliar el sueño y reducir la calidad del mismo.

Metabolismo de la cafeína: La velocidad a la que una persona metaboliza la cafeína puede variar, lo que significa que la sensibilidad al café también difiere entre individuos.

 

Efectos del alcohol en el sueño profundo

 

Efectos sedantes: Aunque el alcohol puede tener efectos sedantes iniciales y ayudar a conciliar el sueño, su impacto en la calidad del sueño es complejo y puede afectarlo en el largo plazo.

Disrupción del sueño profundo: A medida que el alcohol se metaboliza, puede interrumpir las fases más profundas del sueño. Esto puede resultar en un descanso menos efectivo.

Aumento de los despertares nocturnos: El consumo de alcohol antes de acostarse puede aumentar la probabilidad de despertares nocturnos.

Desarrollo de tolerancia: Con el tiempo, el cuerpo puede desarrollar tolerancia a los efectos iniciales del alcohol en el sueño, lo que significa que los beneficios para conciliar el sueño pueden disminuir con el tiempo.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso