Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El País

Luego de la pelea, Máximo Thomsen tendría destino diferente al resto de los condenados

El más conocido de los jóvenes condenados por el asesinato de Fernando Báez Sosa podría ser separado del resto de los rugbiers y enviado a un lugar especial de reclusión luego de una supuesta pelea.

Ayrton Viollaz (23 años), Blas Cinalli (21) y Lucas Pertossi (23). Mientras que Máximo Thomsen (23), al igual que Ciro Pertossi (22), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23) y Luciano Pertossi (21), fueron quienes recibieron las condenas más duras, los cinco a prisión perpetua, por homicidio agravado.

 

Lee también: Thomsen, a las 'piñas' e insultos con los otros rugbiers: "Vos también sos un asesino", le dijeron

 

Sin embargo, Thomsen, señalado como autor material de los golpes mortales en la cabeza de Fernando y más “publicidad” ha tenido en el caso, no tendría el mismo destino carcelario que los otros cuatro, según trascendidos del Servicio Penitenciario.

 

Es que desde ese organismo se teme que, debido a las razones mencionadas, el resto de los reclusos de la cárcel donde pudiere enviárselo definitivamente, temen represalias contra el condenado, con eventual riesgo de vida.

 

Según los informes psicológicos en los que se basa el sistema de cárceles, no sería necesario que los jóvenes condenados sean enviados a penales de máxima seguridad, pero no obstante ese podría ser el destino de Thomsen, con el objetivo de “resguardar su seguridad”, precisaron las fuentes.

Fernando Báez Sosa
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso