El valiente niño de 7 años que venció la leucemia: “Estoy bien y feliz”
#Shoel

El valiente niño de 7 años que venció la leucemia: “Estoy bien y feliz”

Se la diagnosticaron cuando tenía 5 años. En diálogo con Nuevo Diario, contó que "ahora iré a la escuela y quiero ser policía".
13/01/2021

Shoel Maximiliano Carrizo es un santiagueñito con una fuerza inconmensurable: a sus siete años, con mucha valentía, venció la lucha contra la leucemia.

“Estoy bien, feliz”, contó a Nuevo Diario tras recibir su alta médica luego de su último chequeo oncológico.

La enfermedad fue detectada en el cuerpo de Shoel, oriundo de Frías, hace dos años. Significó el inicio de uno de los caminos más duros de su vida y la de su familia; pero por más difícil de andar, no fue imposible de cruzar.

“Cuando me enteré, también estaba enferma mi hija- que hoy tiene tres años-. La pasé mal, estábamos  en Córdoba, porque allí lo diagnosticaron, y fue como si hubiera perdido todas las fuerzas; tuve ganas de hacer cosas feas pero aun no entiendo de donde saqué las fuerzas para seguir”, recordó la mamá de Shoel, Ivana Jaquelin Sequeira.

Sobre el inicio de esta lucha, Jaquelin contó “pasamos un año muy malo done él estuvo internado por meses; le hacían quimioterapia y le preparaban su cuerpito. Después, nos trasladaron a Santiago y gracias a Dios nos atendieron muy bien, tanto las enfermeras como las doctoras de la sala de oncología del Cepsi. Siempre estuvieron muy atentas con él”.

La mujer remarcó que su hijo “nos ha demostrado que es más fuerte que nosotros, que tenemos que luchar con él. Aguantó tanto que nosotros aprendimos a ser más fuerte también; en cada momento que lo punzaban, lo pinchaban, él nos daba fuerza a nosotros”.

Shoel recibió su alta el pasado viernes 8 de enero y sobre ello, Jaquelin dijo “Estamos re feliz, agradecidos a Dios y a las doctoras. Cuando llegamos a Frías nos esperaron, tanto familiares como vecinos, y recibieron a Shoel con carteles, pasacalles y muchas cosas que lo pusieron muy contento”. Además agregó “él estaba ansioso por el alta porque quería comer salchichas, picadillo, andar en bici y jugar a la pelota y con sus amigos. Ahora, lo que perdió en dos años podrá recuperarlo haciendo una vida normal”.

Al respecto y sobre sus días fuera de una sala de oncología, Shoel contó emocionado a Nuevo Diario “voy a empezar la escuela y quiero ser policía. Ahora quiero jugar y meterme a la pileta, comer salchichas. Mi mamá me dijo que en el cumpleaños de mi hermana podría hacerlo”.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    7 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos