¡Nunca más neoliberalismo en Latinoamérica!
#ColumnaOpinión

¡Nunca más neoliberalismo en Latinoamérica!

Análisis de la experiencia de políticas económicas liberales en nuestro país

Bandeño. Director General de Estadística y Censos de la provincia de Santiago del Estero. Economista de Conciencia y ... (+ Info)

21/10/2019

Última columna antes de las elecciones presidenciales 2019. Mauricio Macri llegó a la presidencia mintiendo, se pasó los 4 años mintiendo y se irá mintiendo, con las botas puestas. Es un 'inimputable político'. Sólo espero que se haga justicia cuando se descubran los negociados y los entuertos, los negocios espurios y las operaciones ilegales involucrando periodistas y jueces para perseguir a sus opositores. Tengo la esperanza de que rindan cuentas de sus actos, y con sus propios patrimonios. Nos dejan en default, con una deuda externa impagable, habiendo blanqueado dinero fugado históricamente, para volver a fugar 130.000 millones de dólares. Vaciaron el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS, 'la plata de los jubilados', y de todos), que era la única caja con la cual se podía poner en marcha esta economía que se hunde mes a mes. Espero verlos desfilar por los tribunales (y por las cárceles comunes).

La ola Neoliberal vuelve a fracasar, una vez más. Ecuador y Chile se incendian ante el clamor popular de "No más ajustes". Perú y Colombia tienen serios problemas para llevar a cabo sus políticas económicas, con descontento social creciente. Brasil, con el fascista Bolsonaro cae en su imagen a pasos agigantados. Recordemos que llegó casi como Macri: mintiendo con la complicidad de la 'cadena nacional privada de comunicación'. Con la complicidad de la justicia corrupta, tuvo que encarcelar injustamente a Lula Da Silva para poder llegar al poder. Y el padrino de todas estas bestias salvajes, el financista de sus campañas, el presidente de los Estados Unidos, el también fascista Donald Trump, a un paso del juicio político. La experiencia Neoliberal duró poco.

En nuestro país, este 3° intento Neoliberal nos volvió a fundir. La gran mayoría de los argentinos está peor que en el 2015, y muchos están muchísimo peor. Muy pocos ganaron muchísimo dinero y muchísimos perdieron derechos y calidad de vida (la definición del crecimiento de la desigualdad). El Neoliberalismo mata. Concentra la riqueza, entrega la soberanía económica y política al FMI, rifa sus recursos naturales y nos hace retroceder décadas en bienestar económico y posibilidades de desarrollo. Cada vez que ocurre, perdemos. Sólo los banqueros y financistas, las 5 grandes cerealeras exportadoras, los grandes terratenientes, las energéticas y las mineras son los únicos ganadores de estos 4 años de Neoliberalismo que nos trajo Cambiemos. Ese 25 al 30% de la población que todavía los apoya, claramente excede por mucho a los ganadores del modelo. Es decir, los que hoy (y siempre) apoyan a la derecha en este país son personas que pertenecen a la clase media y algunos a la clase menos pudiente. Esta es la definición del desclasado: ser de una clase social de menor poder adquisitivo y apoyar a los beneficiarios integrantes de una clase social de mayor poder adquisitivo. Es más o menos el mismo porcentaje en nuestro país a través de los años, y es difícil que disminuya. Es un problema sin solución. Allá ellos.

Macri sigue prometiendo y defendiendo 'la inserción en el mundo'. En el único lugar que nos insertó fue en los primeros puestos de la tabla de países menos confiables, con mayor deuda y con mayor inflación del mundo! Salimos campeones del mundo en las peores listas internacionales! También tenemos el récord de mayor cantidad de funcionarios procesados y fugadores de capitales. Recordemos que Macri está relacionado con decenas de cuentas como las de los Panamá Papers (y también recordemos que el primer ministro de Islandia renunció cuando, de la misma investigación, saltó a la luz una sola cuenta suya en guaridas fiscales). Mauricio Macri destruyó todo. Aumentó el déficit fiscal, la inflación, el desempleo, la pobreza y la indigencia, destruyó la industria (empresas que tenían más de 100 años de vida y que habían sobrevivido a todas las grandes crisis), achicó los presupuestos de Salud, Educación, Ciencia y Tecnología y hasta el de Obras Públicas. El aumento en la mortalidad y la desnutrición que provocó en estos 4 años, no tienen vuelta atrás. Miles de niños condenados para siempre. Le entregó soberanía a Inglaterra (pesca y petróleo en la plataforma marina) y hasta una vez borró Las Malvinas del mapa de la nación.

En su retirada desesperada, están haciendo un daño mayúsculo. Intentaron comprar votos destinando $650 millones en subsidios a desocupados. Espero nos acordemos del ministro Dante Sica (ministro de producción y trabajo), que estuvo al frente de este intento de desfalco, cuando de aquí a unos años quiera opinar como 'especialista destacado apolítico'. Pasaron a planta permanente a 300 altos funcionarios con salarios anuales millonarios, meses antes de irse. Duplicaron los planes sociales. Usaron flotas de colectivos para el traslado de manifestantes a sus actos políticos (algo de lo que renegaban). Hasta obligaron a policías y empleados públicos en Corrientes a asistir al acto electoral que el presidente diseñó estos últimos '30 días en 30 ciudades'. Que dicho sea de paso, lo hizo utilizando el Tango 01 presidencial, algo de lo que también acusaban. Un papelón detrás de otro. Manotazos de ahogado de un grupo de yuppies nenes de papá, CEOs de empresas, que creían que la política iba a ser un paseo.

Santiago del Estero, un ejemplo a seguir

En este proceso de reconstrucción nacional que se viene después del 10 de diciembre, nuestra provincia tiene mucho que decir. Como pocas, con equilibrio y superávit fiscal, es la única provincia que supo y pudo aplicar políticas anti cíclicas para sobrellevar esta crisis histórica. Y será una fuerte presencia del estado con su inversión pública la que tirará del carro de la economía. La otra pata será la reactivación económica, para lo cual necesitaremos un mercado interno pujante, de la mano del consumo y la inversión privada.

Mencionamos en columnas anteriores la inversión en infraestructura en la provincia. Hoy señalaremos la inversión en viviendas. Desde la asunción de Gerardo Zamora en el 2005 la provincia lleva hechas unas 50.000 viviendas. Un cuarto del total de viviendas existentes en toda la historia, en estos 14 años del Frente Cívico como proyecto político popular en la provincia. Un 25% más!

De la información (y del trabajo y la gestión incansable) que brindan el Instituto Provincial de la Vivienda y Urbanismo (IPVU), presidida por el Contador Augusto Du Bois, y del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia, a cargo del arquitecto Daniel Brué (hoy candidato a Diputado Nacional), podemos ver que la provincia hizo con presupuesto propio el triple de viviendas de las que hizo con fondos nacionales. Pero también podemos ver que con el gobierno nacional anterior se hacían 5 veces más viviendas que con este! Ahí está la diferencia.

Cabe resaltar el rol que jugó el programa revolucionario de las Viviendas Sociales. Iniciado en el 2014 por la Gobernadora Claudia de Zamora (hoy candidata a Senadora Nacional), lleva construidas más de 15.000 viviendas. El rol que cumple es de doble propósito: resolver el problema habitacional y dar trabajo a obreros de la construcción y beneficiarios de dichas viviendas. Será un ejemplo a seguir por el gobierno nacional, seguramente.

Otro país es posible, de la mano del estado que invierta en el bienestar de todos los argentinos. Santiago del Estero tiene mucho que decir al respecto.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    25%
    1 voto
  • No me gusta
    75%
    3 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento