Tortura: “Musa Azar le apoyaba  el revólver en la cabecita a mi hija”
#MegacausaIV

Tortura: “Musa Azar le apoyaba el revólver en la cabecita a mi hija”

La mujer fue sacada a los golpes de su domicilio de calle Mendoza, del centro.
20/10/2019

Musa Azar, Jorge Alberto D’Amico, Ramón Bautista Cisterna, Humberto Valentín Collino, Julio Ramón Marchant, Carlos Alfredo Pithod y Eduardo Bautista Baudano son los siete acusados (el octavo sospechoso, Ernesto José Arce, está en coma desde julio pasado y fue apartado del juicio) que están siendo juzgados desde el martes pasado por el Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero por delitos de lesa humanidad por el expediente conocido como Megacausa IV.
Carmen Margarita Morales es una de las víctimas. De acuerdo con la denuncia y la investigación del Ministerio Público Fiscal, fue secuestrada el 13 de junio de 1975 en su domicilio de calle Mendoza al 400 del barrio Centro capitalino. Era un día de mucho frío y llovizna. Asustada, abrió la puerta y le preguntaron si ahí vivía “Perica” Morales. Por miedo, respondió que no. Cuando intentó cerrar la puerta, la empujaron, la tiraron al piso, le pegaron patadas y la levantaron de los cabellos. Estaban todos armados y pudo reconocer a Juan Bustamante, Ramiro López, Tomás Garbi, Roberto Díaz y Eduardo Baudano.
Empezaron a revolver todo, mientras su hija lloraba y no le permitían asistirla, ni darle una mamadera para que se calmara. La llevaron junto con su hija, a quien tenía en brazos, hasta la sede policial de Belgrano casi Alsina. Mientras interrogaban a Morales, la beba lloraba. La mujer no logra olvidar ese momento. “Mientras le hacían preguntas, Musa Azar le apoyaba el revólver en su cabecita”, apuntó la Fiscalía durante la acusación.
Esa misma noche, después de muchas horas de horror y desesperación, Morales fue trasladada al Penal de Mujeres, donde la llevaron a la cocina para darle de comer a su hija. En ese momento, una de las guardiacárceles le señaló a un grupo de mujeres que se estaban levantando de la mesa y le dijo: “Aquellas también son subversivas”. Después de alimentarse, las dejaron en un calabozo en el que se mantuvo parada con su beba porque había unas ratas enormes y temía que mordieran a su hija. Al día siguiente, la menor fue retirada por sus abuelos.
La mujer fue trasladada varias veces desde la cárcel hasta la SIDE. Algunas veces la dejaban en el patio de atrás, al aire libre, con las manos atadas hacia atrás y a veces sentada.
En esas circunstancias, la hicieron presenciar torturas, como el “submarino”, ocasión en la que ahogaban a personas en una bañera, destacó la Fiscalía.

“Sentí una ráfaga en el avión; me enteré que tiraron cuerpos”

Un año y cinco meses después de haber sido sacada de su casa y estar en el Penal de Mujeres, Carmen Morales fue trasladada con otras detenidas hacia Devoto, provincia de Buenos Aires. De acuerdo con la acusación del Ministerio Público Fiscal, en noviembre de 1976 realizaron el viaje en avión. Las subieron a golpes en el avión, con la cabeza hacia abajo.
Mientras se encontraban en pleno vuelo, las amenazaban con arrojarlas al vacío. “Sentí una ráfaga de aire muy fuerte y después me enteré que habían tirado unos cuerpos”, afirmó en su denuncia.
Cuando llegó a Devoto recorrió diferentes pabellones. Las cambiaban de acuerdo con los informes internos y recibían sanciones constantemente sin motivo alguno. El baño era con agua fría y una de las detenidas murió de asma por no recibir asistencia médica.
Morales dejó de estar a disposición del Poder Ejecutivo Nacional el 13 de noviembre de 1980 y fue liberada el 19 de noviembre de ese mismo año. Seguidamente, regresó a Santiago del Estero.

Se espera un intenso debate entre la Fiscalía y los defensores

El Tribunal Oral Federal (TOF) de Santiago del Estero concretará mañana una nueva audiencia de la Megacausa IV en la sede de avenida Belgrano casi Bolivia, ocasión en la que los jueces Abelardo Basbús, Federico Bothamley y Enrique Lilljedhaj, del TOF de Catamarca (el cuarto magistrado es Domingo Batule, del TOF Nº 2 de Salta) escucharán a los primeros testigos (están citadas sesenta personas).
Se espera que la Fiscalía, representada por la Dra. Indiana Garzón, y los defensores sean protagonistas de un intenso debate.
En este sentido, los defensores son la Dra. Silvia del Carmen Abalovich, de Ramón Cisterna; Dr. Moisés Azar Cejas, de Musa Azar; Dr. Miguel Ángel Torres y Dra. Magdalena D’Amico, de Jorge D’Amico; Dr. Eduardo San Emeterio, de Humberto Collino y Julio Marchant; Dr. Diego Lindow, de Carlos Pithod; y Dra. María Eugenia Arce, de Eduardo Baudano.
Como querellantes están la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, representada por el Dr. Héctor Carabajal; la Asociación por la Memoria, Verdad y Justicia, representada por los doctores Pedro Orieta y Silvia Barraza; y la Fundación Liga Argentina por los Derechos Humanos, a cargo de los doctores Luis Santucho y Ricardo Auad.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    46%
    6 votos
  • No me gusta
    54%
    7 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento