Para la Policía, buscar una persona desaparecida tiene carácter de inmediato
#DerribandoMitos

Para la Policía, buscar una persona desaparecida tiene carácter de inmediato

Por lo general, la búsqueda se realiza sin presunciones o prejuzgamientos de la persona desaparecida y sin tomar en cuenta de que pudiera ser reincidente, ya que prima la idea de que podría ser víctima de algún tipo de delito.
19/09/2019

La Policía de los santiagueños informa que las acciones para iniciar la búsqueda de una persona que haya sido denunciada como desaparecida, son inmediatas y, el trabajo de los efectivos de todas las dependencias de la fuerza de seguridad se realiza de manera coordinada, lo que deja en evidencia que la espera de las “24 o 48 horas habilitantes” para radicar la denuncia, forma parte de un mito urbano.

Según se supo, en caso de que existiera denuncia por la desaparición de una persona, o se solicitara su paradero y ubicación tras el comparendo de un familiar o mediante oficio de autoridad judicial competente, se articulan todas las herramientas de intervención policial por protocolo que permiten investigar, localizar y la restitución al seno del hogar, ya sea menor de edad o no, sin esperar un espacio de tiempo.

Por lo general, la búsqueda se realiza sin presunciones o prejuzgamientos de la persona desaparecida y sin tomar en cuenta de que pudiera ser reincidente, ya que prima la idea de que podría ser víctima de algún tipo de delito.

Para tal fin, la División Búsqueda de Personas, dependencia recientemente creada bajo la órbita de la Dirección General de Investigaciones de la Policía de la Provincia, pone a disposición todo tipo de recursos, humanos y materiales a su alcance, para dar con la persona que es buscada. Tanto es así que su trabajo se diversifica gracias a los avances tecnológicos y digitales, mediante Redes Sociales y el uso de drones y celulares, entre otros.

Además, los efectivos encaran una tarea investigativa con un profundo sesgo legal y en cooperación permanente con sus pares de otras áreas policiales, tal es el caso de la División Trata de Personas, las dependencias operativas como la Sección Canes, División Montada, GER y de la prevención de las Departamentales que recorren sus jurisdicciones.

Asimismo, trabaja en forma articulada con la SIFEBU, Missing Children, Alerta Sofía y otros organismos públicos y asociaciones civiles para una mejor interacción, tanto a nivel provincial, nacional e internacional.

Por otro lado, la Policía considera de vital importancia la cooperación que pudieran brindar los ciudadanos santiagueños, quienes, tras tomar conocimiento de la desaparición de una persona, comúnmente a través de los Medios de Comunicación, suelen aportar datos para su ubicación y localización en el menor tiempo posible.

Según las autoridades policiales, el trabajo que realiza la Policía, no admite espacios de tiempo, por lo que el concepto de que son necesarias 24 o 48 horas de ausencia de la persona para recién denunciar la desaparición e iniciar la búsqueda, es una mala interpretación de la realidad y forma parte de un mito urbano que suele sobrevalorarse en la sociedad, por desconocimiento o simplemente por sobreexposición a las series policiales de TV, carentes de todo marco legal.

Por tanto, la Policía recomienda que en caso de que se produjera la ausencia injustificada de una persona, sus familiares no deben dudar de recurrir ante las autoridades para que se activen de inmediato los protocolos de búsqueda, aún si se presumiera que la ausencia podría ser de carácter voluntaria o reincidente.

Los tres niveles del trabajo policial

La Policía dio a conocer cómo se procede en caso de que se tomase conocimiento de la ausencia injustificada o desaparición de una persona, lo que activa de inmediato todos los protocolos de búsqueda de manera coordinada entre dependencias, indicando que nunca se debe esperar un tiempo, prudencial o no, de 24 o 48 horas para radicar la denuncia e iniciar la búsqueda.

En la primera fase, se recepciona un comparendo. Al tomar conocimiento del hecho se aplica de manera inmediata el siguiente protocolo:

  • La información necesaria del caso. Detalles.
  • El testimonio de la persona que comparece y de quienes tengan conocimiento del caso.
  • Datos filiatorios de la persona ausente, lugar y fecha en la que fue vista por última vez. Nombres, apellidos, alias y vestimenta y calzado al momento de la desaparición.
  • Círculo de relaciones, amigos y lugares que suele frecuentar, nuevas personas en su contexto. Si es menor de edad, Colegio al que asiste.
  • Datos de importancia: Una fotografía actual; números de celulares y números de teléfonos de allegados y cuentas en Redes Sociales. Posible enfermedad y antecedentes de ausencias anteriores.

La importancia en esta primera etapa de recopilación de datos radica en que la misma se debe detallar sin prejuzgar a la persona denunciada y a los denunciantes, ya sean reincidentes o cualquiera fuere su situación y/o condición, social, laboral o de relaciones.

En segundo lugar, la dependencia realiza una serie de acciones administrativas tendientes a solicitar la colaboración a distintos organismos:

  • Se emite un mensaje de servicios generales a las dependencias policiales específicas y un adelanto a través de la sala de comunicaciones para que los móviles de recorrido tomen participación. Al mismo tiempo se alerta a otras fuerzas de seguridad apostadas en rutas, terminales de ómnibus y trenes y aeropuertos.
  • Se solicita la publicación en Medios de Comunicación.
  • Se comunica a las Divisiones de Trata de Personas de otras provincias y otros organismos provinciales y nacionales.
  • Se inicia un expediente como información sumaria judicial tendiente a establecer paradero, ubicación y restitución.

En tercer término, si la persona es encontrada se lleva a cabo las siguientes tareas:

  • Dejar sin efecto la búsqueda
  • Elaborar un informar preliminar para dar participación a la Justicia ordinaria y a la Dinaf
  • Se lleva adelante una tarea de contención y asistencia por parte de personal policial.
  • Se garantiza la protección y la confianza, manteniendo aislada a la persona de posibles vínculos considerados “tóxicos”.
  • Se trata a la persona como víctima en todo momento.
  • La Persona, una vez contenida, es remitida a un examen médico y la prioridad es la evaluación psicológica para su debida reinserción a la sociedad y al contexto familiar.
  • Se arbitrar los medios para un seguimiento asistencial, trabajo social y visitas a su domicilio.

Por último, como esta tarea resulta netamente vinculante con el trabajo policial, es de suma importancia la recopilación de la información con respecto a la desaparición de personas, para poder coordinar las acciones a seguir. Además de impulsar la permanente capacitación del personal específico y de las distintas dependencias policiales en torno a la problemática para que las acciones preventivas sean transmitidas de manera fehaciente a la socie

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento