Elecciones: incertidumbre y final abierto, pero los Fernández corren con ventaja
#ColumnaOpinión

Elecciones: incertidumbre y final abierto, pero los Fernández corren con ventaja

Análisis del actual panorama electoral, a pocos días de los comicios correspondientes a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto

Periodista especializado en política.

(+ Info)
21/07/2019

Alberto Fernández, candidato presidencial del kirchnerismo, pidió a los intendentes del PJ de Buenos Aires con los que se reunió el jueves pasado, evitar “el triunfalismo”. A.F. sabe que puntea en las encuestas pero el resultado no está definido. Sus propios sondeos le dan entre 6 y 8 puntos de ventaja. Un poco menos admiten en las filas del oficialismo, donde saben que corren de atrás y pujan por emparejar la pelea. En el macrismo, como estrategia, prefieren ir de punto y nunca de banca, agitando el miedo al retorno de Cristina Kirchner para escalar en los momentos decisivos.
Los “entendidos” más honestos y objetivos con lo que está pasando lo definen en tres palabras: “Hay final abierto”. Hoy, con ventaja para Fernández-CFK.
Este 11 de agosto en las PASO el asunto empezará a elucidarse, o no. Si los Fernández le sacan más diez puntos a Macri-Pichetto, que asomen indescontables, para el macrismo será “game over”. Por eso, la Casa Rosada intensificó su esfuerzo polarizador: no se puede esperar, para ellos, a la primera vuelta de octubre. “Hay un 20 por ciento del electorado de cada lado que pondrá su voto convencido. El resto, el que definirá las cosas, sigue siendo el voto ‘anti’: los que no quieren que vuelva CFK, los que quieren desalojar a Macri de la Rosada”, dice un analista que monitorea a diario toda clase de encuestas.
Macri necesita quedar en pie tras las PASO. El candidato a vice, Miguel Pichetto se ha transformado en figura clave de la campaña. No tiene casi el Gobierno referentes que se expresen, que comuniquen como el experimentado Pichetto. El senador teje pacientemente acuerdos y su sola presencia exhibe lo que quiere mostrar el Gobierno, que en el peronismo “no” están todos unidos como pretende el Frente de Todos. La última foto que logró Pichetto fue nada menos que con el senador Adolfo Rodríguez Saá, quien visitó la Casa Rosada. Fue el jueves, y “el Adolfo” se retiró, sin embargo, sin hacer declaraciones. En junio, Adolfo perdió la inédita batalla contra su hermano Alberto, que fue reelegido gobernador de San Luis (quinto mandato, igual que su hermano quien no volvió de mandatario desde su efímero mandato presidencial a fines de 2001). Alberto está con los Fernández. Adolfo que logró 22% en esos comicios, con el oficialismo. En ese distrito, Cambiemos logró en 2015 su tercer mejor porcentaje, detrás de Córdoba y Capital Federal.
Pero la clave estará en Buenos Aires, como siempre. Allí en el conurbano, castigado por la crisis y la recesión, Macri podría sufrir una paliza electoral, que arrastre hacia abajo incluso a la gobernadora Vidal. En algunos distritos muy populosos, con más electores que varias provincias juntas, Macri no llega a 20 puntos de intención de voto. Es posible incluso que Macri logre ser reelecto, pero que Vidal no lo consiga y en parte por su “arrastre negativo”.
El Frente de todos se restriega las manos pero hace sus cuentas. Aquella reunión de Alberto F. con alcaldes fue también para evitar el corte de boleta “alcalde PJ más Vidal”, trabajado bajo cuerda. El Frente de Todos se plantea además fortalecer el interior bonaerense, donde tiene más dificultades y resistencias frente a la ex presidenta.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento