Hinchas de Mitre realizaron disparos al regresar de sepultar a un amigo
#Barrio8DeAbril

Hinchas de Mitre realizaron disparos al regresar de sepultar a un amigo

Uno de los sujetos apuntó contra el personal policial. No hubo lesionados
12/06/2019

Los restos mortales de Richard “Pipi” Pintos (25 años), quien fuera asesinado de un disparo de arma de fuego en el barrio 8 de Abril, fueron trasladados ayer a la tarde hasta el cementerio La Piedad. A los familiares se sumaron los amigos y vecinos, todos hinchas de Mitre, quienes acompañaron al joven hasta su última morada. Durante el trayecto, la Policía implementó un operativo para acompañar a la caravana de deudos que viajaba en distintos vehículos.
Tras el último adiós, emprendieron el regreso por calle Libertad hasta el citado complejo habitacional. Sin embargo, cuando se encontraban a la altura del puente de la avenida Leopoldo Lugones, el acompañante de una motocicleta comenzó a realizar disparos con un arma de fabricación casera, conocida como “tumbera”, para “homenajear” al difunto, aunque poniendo en riesgo a inocentes. Ante el hecho de violencia, personal de la Comisaría Cuarta intervino inmediatamente. Sin embargo, el sospechoso realizó al menos un disparo contra los uniformados, aunque nadie resultó herido.
Los sospechosos y el camión desde donde amenazaban de muerte a los policías y mostraban armas blancas, fueron interceptados en Libertad y 12 de Octubre, frente a la dependencia policial. Todos fueron inmovilizados y se secuestraron gran cantidad de cuchillos y puntas. También incautaron dos “tumberas”.
Por orden de la fiscal Ivana Alomo, los dos ocupantes de la moto de donde partieron los disparos quedaron aprehendidos. Se trata de Facundo Iñiguez (18), del barrio 8 de Abril, y Enzo Silva (18), de La Católica.
En tanto, 45 mayores fueron liberados y 35 menores entregados a sus padres.

El presunto asesino se entregó e intentaron incendiar su casa

Personal de la División Homicidios Capital aprehendió anteayer al conductor de la motocicleta en la que viajaba el joven que realizó el disparo que terminó con la vida de Richar “Pipi” Pintos. Se trata de Ángel Antonio Luna (19), domiciliado en Luis Bernet 1.287 del barrio 8 de Abril. Sin embargo, el principal sospechoso continuaba prófugo. Esto generó una andanada de hechos de violencia en busca del autor del crimen y de venganza en contra de familiares y allegados, en uno de los cuales un hombre fue baleado.
Finalmente, ayer se entregó el presunto homicida en compañía de sus padres. El adolescente de 16 años quedó a disposición de la División Homicidios y del fiscal Sebastián Robles.
Al regreso del cementerio y de conocer la noticia, amigos de la víctima fatal trataron de quemar la casa del aprehendido. La Policía se los impidió y se produjo un enfrentamiento en el que hubo disparos de armas de fuego, aunque no se registraron lesionados.
Los revoltosos arrojaron proyectiles contra el personal policial, aunque finalmente pudieron restablecer el orden. No obstante, anoche proseguían los recorridos por el barrio 8 de Abril para evitar nuevos hechos de violencia.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    54%
    7 votos
  • No me gusta
    31%
    4 votos
  • Me es indiferente
    15%
    2 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento