Aberrante: violó a su novia, le introdujo una botella e hizo que un perro la penetrara
Alejandro Mendoza, el violador. Ahora lo espera la cárcel.
#BasuraHumana

Aberrante: violó a su novia, le introdujo una botella e hizo que un perro la penetrara

"Masturbó al perro para que me penetre, y él me violó por vías anal y vaginal" manifestó la víctima, una mujer de 39 años; el informe
22/02/2019

En un aberrante hecho ocurrido en 2016, un incalificable sujeto violó a su novia, le introdujo una botella e hizo que un perro la penetrara.

El Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Mar del Plata condenó a 14 años de cárcel a Alejandro Mendoza por torturar y violar a su novia el 2 de octubre de 2016 en un campo de Chapadmalal, provincia de Buenos Aires.

Mendoza, de 37 años, fue sentenciado ayer tras comprobarse que sometió a quien por entonces era su novia, Paola Marisa Campos, "a todo tipo de prácticas ultrajantes para la dignidad e integridad sexual de una mujer", según sostuvo la jueza Mariana Irianni, miembro del tribunal junto a Aldo Carnevale y Facundo Gómez Urso.

La noche del 2 de octubre de 2016, Campos fue a la casa de Mendoza, quien vivía en un puesto de un campo de Chapadmalal, y la pareja tuvo sexo consensuado, según su propio relato.

Pero luego comenzó "esa tortura", como la describió la mujer de 39 años. "Esa noche se le antojó maltratarme", afirmó Campos.

Durante el juicio quedó comprobado que ese maltrato consistió en violarla por "vía anal y vaginal sin su consentimiento", tras lo cual Mendoza "masturbó al perro para que la penetrara", y le introdujo "una botella de vidrio y la mano en su vagina mientras le tiraba del pelo y le pegaba en la cabeza y cuerpo".

Campos relató que Mendoza la amenazó de muerte e intentó ahorcarla. Recién logró irse de la casa alrededor de las 8 de la mañana del 3 de octubre, después de que el hombre se durmió.

Los jueces del tribunal determinaron que Campos estuvo "en estado de indefensión absoluto a cualquier ser humano" porque se encontraba a merced de Mendoza en una casa ubicada a 200 metros de la tranquera del campo y a 15 cuadras de la parada de colectivo más cercana, y porque tuvo que esperar a que el hombre se durmiera y a que despuntara el día para poder escapar.

La defensa de Mendoza sostuvo que la pareja tenía un entendimiento en cuanto a sus prácticas sexuales, pero Irianni resaltó "la marcada violencia de género" por parte del acusado, "aprovechándose del vínculo que los unió".

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    2 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento