Un bono de fin de año para jubilados y planes sociales
El Gobierno tratará de garantizar fiestas en paz

Un bono de fin de año para jubilados y planes sociales

Guido Braslavsky
02/10/2016

El Observatorio Social de la CGT lo había graficado así: los 12 millones de argentinos que están en la pobreza equivalen a formar una hilera ininterrumpida, a razón de cuatro personas por metro, a lo largo de los 3 mil kilómetros que van desde Buenos Aires hasta Ushuaia.

Esto fue el año pasado, con cálculos no oficiales, del observatorio de la central obrera, con los que coincidía la UCA. El Indec intervenido medía por entonces un literalmente increíble 5,4% (algo más de 2 millones de pobres).

El Indec en su nueva era acaba de dar los datos para el segundo trimestre: hay 13 millones en la pobreza. La fila podría empezar en Rosario, pasando por Buenos Aires hasta llegar a la ciudad más austral del mundo.

El Gobierno trató de encontrarle “un ángulo” a la comunicación de la penosa noticia. El presidente Macri hizo un anuncio con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. Habló de “punto de partida”, de sinceramiento sin mentiras, de ser juzgado su gobierno por su camino de ahora en más a la “pobreza cero”.

Pero el arco opositor cuestiona su enfoque económico y señala que la pobreza aumentó en estos diez meses.

El Gobierno tendrá margen este año pese a todo. La CGT estira la decisión de un paro. No hay unidad de criterio, por ahora, para llevarlo adelante. El Gobierno ganó tiempo esta semana, con un acuerdo de estudiar por diez días reclamos planteados el jueves por la central sindical en reunión con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y parte del Gabinete. Está prácticamente decidido otorgar un bono de fin de año que alcance a jubilados y planes sociales. Más difícil se ve la negociación con los empresarios para que alcance a los privados. La otra concesión será eximir el pago de Ganancias del medio aguinaldo. Se trata también de garantizar fiestas en paz. El Movimiento Evita, acaso la organización social más extendida (y con fuerte representación política de 6 diputados y 2 senadores), que fue parte del kirchnerismo pero mantiene buen diálogo con el gobierno, ha avisado de la situación crítica en los barrios y la necesidad de poner paliativos para el fin de año.

El Gobierno no saca la mano del gasto social: Desarrollo Social verá incrementado 31% sus recursos en el Presupuesto 2017.

La expectativa es la mejora el año que viene, con previsiones de rebote de la economía, que crecería de 4% a 5%. La cuestión es si se redistribuye o concentra entre los más ricos, como viene alertando parte de la oposición que cuestiona una vuelta a la teoría del “derrame” de los años 90. El macrismo llegó al gobierno por una mayoría circunstancial que deberá consolidar en las legislativas y en cómo administre el crecimiento se jugaría su futuro como proyecto político.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    57%
    4 votos
  • No me gusta
    43%
    3 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento