Video: Tiraron un tatú carreta a la cancha y terminaron a las piñas
El partido entre Progreso y Maderense

Video: Tiraron un tatú carreta a la cancha y terminaron a las piñas

El partido entre Progreso y Maderense terminó a las piñas, y con un peludo en la cancha.
09/09/2016

Tal como el mundo se asombra cuando un fanatico burla los controles de seguridad para abrazar a Messi o a Neymar, en el fútbol de pueblo también se dibujan invasiones individuales singulares, aunque ninguna estrella universal ahí sea protagonista. Sucedió en el clásico tal vez más atractivo de la liga peguajense. 

Cuarenta kilómetros más adelante de Pehuajó y del monumento a Manuelita que luce a un costado de la ruta 5, en ese exquisito rincón llamado Juan José Paso, el equipo local, Progreso, recibía a su vecino Maderense, de Francisco Madero. Un clásico bien de pueblo que esta vez ofrecía como anzuelo la chance de clasificar a la liguilla. Eso sí, había lugar sólo para uno, para el que ganara. 

En pleno partido, de repente, se filtró un personaje del pueblo, conocido como Davito, y soltó un peludo en pleno campo de juego. El bicho, con la pelota detenida, empezó a corretear entre los jugadores mientras una multitud lo ovacionaba. Davito, el ideólogo, un talento incomprendido por todos los técnicos que pasaron por Progreso, disfrutaba. Había encontrado un modo de jugar ese clásico que tanto soñaba y que sólo había mirado siempre detrás del alambrado, como uno más. La cuestión es que un jugador de Maderense atrapó al peludo y se lo devolvió a Davito adentro de la cancha.

Las imágenes están llegando a los noticieros nacionales. La pena es que a esa curiosidad folclórica le siguió un papelón. En el final del partido, los jugadores de los dos equipos se trenzaron en una batalla campal. Trompadas, patadas voladoras, corridas, golpes... El clima estaba muy caliente por diversas provocaciones surgidas en la semana, multiplicadas con banderas que señalaban cuestiones personales. Inentendible en cualquier situación, pero mucho más entre gente de dos pueblos separados por 20 kilómetros y con montones de historias en común. Una vergüenza total. Al final, Progreso y Maderense empataron 2-2 y quedaron eliminados. La figura, el peludo gambeteador. 

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    2 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento