Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
La Provincia En el segmento "Oficios con historia"

El talento y la constancia para el trabajo artesano, un oficio de siglos y una identidad

El artesano “Machi” Ybarra, en diálogo exclusivo

Uno de los grandes y populares oficios en Santiago del Estero, es el de los artesanos. Son parte de la identidad y del sello propio de la cultura de nuestra provincia, no hay rincón, ciudad, localidad o barrio en todo este vasto territorio, en donde no haya un artesano con el espíritu en sus manos. En esta sección de “oficios con historia”, presentamos a una nueva experiencia, de Rubén Marcelo “Machi” Ybarra, del barrio Francisco de Aguirre, ciudad Capital.

Actualmente, está en pareja y tiene dos hijos, Gerónimo y Anahí, y hace unos años que ha apostado en seguir adelante con un emprendimiento para poder ofrecer sus trabajos. Eso lo ha llevado a participar y estar presentes en diferentes eventos y actividades culturales, recreativas y artísticas en la provincia.

Su trabajo se especializa en los cueros, desde elementos funcionales y artísticos como cartera para equipo de mate, bolsos, billeteras, entre otros.

“Ha nacido como un hobbie, sobre todo el cuero y marroquinería, antes fabricaba licores artesanales. Y hacía estos elementos para decorar los stands, cuando vendía estos productos, luego empecé a hacer elementos para poder colgar y colocar las botellas. Utilizaba cueros de iguana, de vacas. Y en eso de manipular los cueros, comencé a hacer cosas pequeñas como porta celulares, cartera, billetera. Así comencé a dar vuelta en el rubro de las artesanías y hace 18 años que estoy en ello. Luego comencé a explorar en específico todo el universo de la marroquinería”, relató primeramente.

Este emprendimiento lo inició solo, despertó su pasión y exploró todo ese particular universo. Y con el paso de los años, ya se ha convertido en un emprendimiento familiar.

“Actualmente, trabajo en el manejo de las artesanías y me enfocado en eso. Tal es así como la tintura para teñir lo cueros, cortar tientos. La mayoría de los trabajos están cocidos con tiento de cabra, eso es lo que usamos en vez de hilos”, subrayó sobre todo este proceso.

A su vez, explicó cómo vive todo el proceso de confección y elaboración de cada una de sus creaciones, a lo cual remarcó que “en cada uno de estos procesos es una experiencia diferente. Porque es un tiempo para mí, que me sirve para conectarme a mí mismo, pero también sirve para reforzar el aprendizaje. Porque es todo un desafío cada cosa que se nos presenta. O en la que tenemos que trabajar. Primero tenemos que seleccionar el cuero, luego se pasa a los cortes o confección y armado de los elementos. Por último, llega el armado final y casi todo esto lo realizo actualmente sin ayuda de nadie”.

Cómo convivir con las otras dos ocupaciones: docente y músico

Por otro lado, “Machi” como le gusta que lo llamen, es músico y se dedica también a la docencia.

“Gracias a Dios amo lo que hago. También hago música y soy personal único en una escuelita del campo”, definió en un diálogo exclusivo con el Multimedio Nuevo Diario-LV11.

En cuanto a la docencia, ejerce actualmente en la escuela Ashpa Sinchi, ubicada a 10 Kilómetros de Brea Pozo, en el departamento San Martín. Ya que es docente de Nivel Primario.

“No es muy fácil convivir con las tres actividades, porque tengo que organizarme muy bien para poder dedicarme en cada una de ellas. Al hacer música, la mayoría de las presentaciones y colaboraciones que hago, son por la noche; luego como docente, por lo que tengo que levantarme bien temprano. Y por la tarde y noche me encargo de lo que es con el emprendimiento de los cueros”, detalló.

Aunque enfatizó en que “las tres actividades me enorgullecen. Siempre me motiva trabajar”. Pero, aclaró y confesó que “trato de entregar lo mejor de mí cuando trabajo y emprendo un camino”.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso