Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
La Provincia #Cultura

Del grano de cacao a la felicidad, la fórmula que endulza nuestras vidas

Aparte de ser un dulce delicioso, contiene beneficios para la salud. Cuentan los secretos.

Hoy se celebra el Día del Chocolate. La efeméride remonta al año 1995, cuando en Francia se estableció la fecha por los nacimientos de Roald Dahl, autor de la novela “Charlile y la fábrica de chocolate”, y de Milton Snavely Hershey, fundador de The Hershey Chocolate Company, reconocida empresa dedicada a la comercialización del dulce.

Debido a la fecha, Nuevo Diario dialogó con emprendedoras santiagueñas, quienes se dedican al arte de este rico y beneficioso dulce.

Zoqui y Natalia empezaron hace muchos años. Cuenta Zoqui que su mamá, teacher de inglés, cocina desde que ella tiene uso de razón, y que cuando era pequeña su mamá cocinaba tortas en su casa para vender los fines de semana. Eventualmente, de a poco, ella se fue involucrando en la actividad. “Mis amigas se desesperaban por comer los chupetines con dulce de leche de mi mamá. Entonces ella hacía, yo veía, tocaba, iba y venía; estaba siempre presente. Al terminar el colegio me fui a estudiar a Córdoba y al tiempo me di cuenta de que ese no era el camino, entonces volví”, expresó la joven. Ese fue el comienzo de lo que hoy es Kakaw, el famoso comercio santiagueño dedicado a dulces y chocolates. 

“Al comienzo, le hablaba a mi mamá de poner un negocio y me decía ‘no’, tenía pánico. Originalmente arrancamos con las cascadas de chocolate en eventos, la gente se enloquecía”, manifestó y añadió: “En ese momento, comprábamos los moldes y lo necesario con lo que mi mamá había juntado del fin de semana y ahorros de ella.

Sorprendentemente, Zoqui y Natalia confesaron al Multimedio no ser muy fanáticas del chocolate entre risas. 

Natalia mencionó que  las primeras cosas que aprendió a hacer fueron huevos de Pascua, ya que le encantan. 

Años después, empezaron con las formas, lo que tanto las representa en la cultura santiagueña; “viajábamos, veíamos cosas distintas que no inspiraban y aparte no existían aquí, y las intentábamos”, dijo Zoqui. 

“Es muy lindo ver que tanto esfuerzo valió la pena”, expresaron ambas. 

Hoy son sinónimo de chocolate en la provincia. 

 

Luego, en diálogo con Amanda Sodré, emprendedora oriunda de Brasil, quien también tiene un negocio de dulces en la provincia. 

Amanda, al mudarse a Santiago no conseguía un trabajo adecuado a ella por el idioma, por lo cual decidió emprender. 

Al comienzo, cocinaba con su suegra, en su departamento, y vendía online. De a poco se fue haciendo más y más conocida, hasta el día de hoy que tiene sus clientes fijos, quienes adoran los pequeños dulces brasileños.

Cuenta que el “núcleo” del negocio es el “brigadeiro”, un dulce que se hace cocinando leche condensada con chocolate en distintas variaciones y a partir de ahí hace las trufas y cremas. 

El chocolate, aparte de ser delicioso, tiene ciertos beneficios para la salud, tales como: disminuye el riesgo de sufrir fibrilación auricular y arritmia, según un estudio realizado por la Universidad de Harvard.

Alivia el estrés y mejora el humor, generando un aumento de la dopamina, conocida como la hormona de la felicidad.

Cultura
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso