Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Política #BuenosAires

El Gobierno nacional autorizó la importación de 60 pistolas Taser

Lo confirmó el jefe de Gabinete porteño. A fines de febrero Aníbal Fernández había confirmado que iban a poder incorporar pistolas Taser.

La Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) autorizó este jueves a la Ciudad de Buenos Aires a importar 60 pistolas Taser tras la larga polémica en torno a la utilización de este tipo de equipamientos que cosecha tantos adeptos como detractores alrededor del mundo.

 

 

 

 

 

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, confirmó la noticia a través de sus redes sociales. “Confirmo que finalmente ANMAC autorizó la importación de pistolas Taser a CABA”, escribió en Twitter el funcionario porteño.

 

 

La noticia fue celebrada por Marcelo D’Alessandro el ministro de Seguridad en uso licencia tras la filtración de escandalosos chats con el secretario privado del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, quien aprovechó para criticar al Ejecutivo nacional.

 

 

"Tuvimos que insistir y perder oficiales para que hoy el Gobierno nacional autorice las Taser. Peleamos durante años para que el falso progresismo entendiera que hay que equipar a los que nos cuidan con lo mejor. Una gran noticia, que llega muy tarde”, disparó D'Alessandro.

 

 

 

A fines de febrero pasado, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, había confirmó la compra de un centenar de pistolas Taser para que sean utilizadas por "grupos de élite" de las fuerzas de seguridad, previo entrenamiento, y precisó que se trata de un proceso iniciado en octubre pasado.

 

 

"Nosotros ya compramos las pistolas Taser en octubre. Esto nos permite que los grupos de élite empiecen a entrenar. Todavía no sabemos cuándo; no las tenemos todavía. Hay que terminar el proceso pero no estamos muy lejos", afirmó en diálogo con Radio 10.

 

 

 

En ese marco, Aníbal Fernández sostuvo que "seguramente" el Gobierno porteño también podrá utilizarlas.

 

 

Ayer se conoció que el Gobierno compró cien pistolas Taser que serán destinadas a grupos especiales de las fuerzas federales del país, en el marco de un proceso que se inició el año pasado.

 

 

 

La compra se materializó por contratación directa con una empresa que tomó en parte de pago un lote de ese tipo de armas electrónicas que había sido adquirido en el 2019 por la entonces ministra Patricia Bullrich y que había quedado en desuso por tratarse de pistolas de un solo cartucho, que no cuentan con emisión de advertencia ni cámaras incorporadas.

 

 

La compra fue autorizada por las Resoluciones 283 y 1167 de la Policía Federal Argentina, fechadas el 31 de octubre y 28 de diciembre respectivamente.

 

 

Las pistolas Taser son armas electrónicas que se regulan y controlan por la Ley de Armas y Explosivos de 1975 (20.429) y los Decretos 395/1975 y 1039/1989, agregaron desde la cartera de Seguridad.

 

 

Asimismo, indicaron que "su uso y adquisición por las Fuerzas de Seguridad y Policías en la Argentina fue definido políticamente en los años '80, cuando se incorporaron en la normativa nacional de control de armas, como material controlado".

 

 

"Es por eso que el debate sobre la cuestión está saldado, ya que nuestro Gobierno respeta y cumple con los plexos normativos nacionales y sus obligaciones internacionales", puntualizaron los voceros.

 

 

Estas pistolas serán destinadas a los grupos especializados de cada fuerza federal, como el Albatros de Prefectura, el Alacrán de Gendarmería, los Grupos Tácticos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, las Unidades tácticas de Intervención Federal y el GEOF de la Policía Federal Argentina.

 

 

Para el uso de estas armas, los agentes deben cumplir con el "protocolo de Actuación para la utilización de Dispositivos Electrónicos de Inmovilización Momentánea (D.E.I.M.) de baja letalidad", vigente desde la gestión de la antecesora de Fernández, Sabina Frederic.

 

 

Desde la cartera de Seguridad remarcaron que esta compra, iniciada el año pasado, no está vinculada al reciente homicidio de la agente de la Policía de la Ciudad Maribel Zalazar, madre de dos hijos y baleada en la estación Retiro del subte C el 14 de febrero último.

 

 

 

 

 

Con información de Minuto1.

Control Policial
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso