Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales

Es inminente la detención de un sujeto sospechado por el femicidio de Carla

La joven termense de 24 años que apareció sin vida y con un balazo en la cabeza, se convirtió en la segunda víctima de femicidio durante este 2024, en la provincia.

Una serie de allanamientos se aprestaba a realizar anoche —o en el transcurso de la mañana de hoy— el personal policial de la División Homicidios y Delitos Complejos, en el marco del asesinato de la joven Carla Denise Aconcia (24), ocurrido en Las Termas de Río Hondo y convertido en el segundo femicidio de este año en la provincia.

Los detectives esperaban la orden de allanamiento, secuestro y detención que los fiscales Ignacio Guzmán y Emanuel Sabater diligenciaron ante el juez de Control y Garantías de turno en la Circunscripción Río Hondo y Jiménez.

Hay un sospechoso

La exhaustiva investigación timoneada por los fiscales ya tiene identificado a un sospechoso, que al menos fue el último en ser visto con la víctima, cuyo cadáver fue hallado con un disparo en la cabeza, y tirado a orillas del río Dulce en la localidad de Lescano.

Tal identificación pudo hacerse efectiva luego de que los fiscales e investigadores observaran varias filmaciones de cámaras de seguridad, las que se sitúan en distintos lugares de la ciudad termal.

Con tales videos y los testimonios de familiares y amigos, los policías reconstruyeron las últimas horas de la víctima.

Submundo de las drogas

Trascendió que el grave hecho estaría vinculado al submundo de las drogas, ya que la joven víctima consumía sustancias tóxicas y su familia ya estaba diligenciando su internación en algún centro para su recuperación, pero lamentablemente le quitaron la vida antes.

Familia sin sospechas

En diálogo con Nuevo Diario, el fiscal Guzmán no quiso romper el hermetismo impuesto al caso, pero sí se ocupó de aclarar que nunca hubo sospecha alguna respecto del entorno familiar de Carla Denise, tal como lo afirman algunos medios, que no es Nuevo Diario.

Pudo saberse que el informe de la autopsia realizada al cadáver de la víctima solo detectó el disparo en la cabeza, con una trayectoria de izquierda a derecha, y en un sector que hace difícil pensar que la joven se haya autodisparado.

Indicaron que el proyectil es de bajo calibre, posiblemente 22, y que el cuerpo no tenía otras lesiones, más que las ocasionadas por su estadío en las aguas del río.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso