Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #CompraDeMercaderías

Denunciaron supuesta asociación ilícita por un millonario fraude a una empresa

Estaría conformada por Enzo Catán y su madre, Marta Vera, titulares de la firma Enleocat, la CPN Ivanna Nicolle y su marido Alejandro Morón, estos dos últimos detenidos. La causa está siendo investigada por el fiscal Ramón Rubén Alfonzo.

Los responsables de una empresa santiagueña estarían gravemente comprometidos en una millonaria estafa en perjuicio de titulares de otra firma local, ilícito que se vincula a la compra de mercaderías por 105 millones de pesos, de los cuales según la denuncia, se abonó solo una parte  —con dinero en efectivo, dólares y cheques— y el resto se adeuda hasta la fecha.

Los denunciantes consideran que fueron víctimas de una asociación ilícita que los perjudicó —desde junio del corriente año— no abonando 80 millones de pesos en mercaderías, a las que luego los inculpados comercializarían en su beneficio propio.

 

Denuncia y detenciones

Tras la denuncia de los damnificados, personal policial de la División Delitos Económicos procedió a las detenciones de la contadora de la empresa acusada, Andrea Ivanna Nicolle, su marido Alejandro Morón, y el  cordobés Carlos Sebastián Blati, aunque este último habría “sido utilizado por Morón, quien puso a Blati en el medio para que facture nuestra mercadería”, indicaron los afectados.

Los antes nombrados son investigados por el fiscal Ramón Rubén Alfonzo, en tanto que en otra causa paralela por la fiscal Eugenia Callegaris.

 

La empresa acusada

Se trata de la empresa Enleocat, cuya titular es Marta Vera, aunque es su hijo Enzo Leonardo Catán quien tendría el manejo operativo de la misma. La empresaria también fue denunciada por dicho fraude, aunque actualmente goza de eximición de prisión.

La contadora Andrea Ivanna Nicolle está acusada de haber recibido la mercadería en el galpón de la firma, situado en el barrio Mariano Moreno de la Capital, y su marido Alejandro Morón es considerado el cerebro del fraude investigado, ya que él habría pergeñado las maniobras para despojar de la mercadería a los denunciantes.

Estos sostienen que los titulares de la empresa —Marta Vera y Enzo Catán— no podían desconocer tales maniobras, en razón de los millonarios montos que se manejaban, por lo que sospechan que estos empresarios, junto a Nicolle, Morón y Blati conformarían una asociación ilícita para perjudicarlos.

Los denunciantes afirman que nunca quisieron mediatizar el caso, pero les preocupó el tenor del accionar de la contraparte, que “solo actuó para poner palos en la rueda y entorpecer una investigación de cuatro meses”, en la que se aportaron evidencias que acreditan el fraude que sufrieron, e indicaron que la causa paralela es dudosa, ya que habría sido impulsada a partir de la denuncia de Enzo Catán y de su madre Marta Vera, “para tapar el fraude que habían cometido en contra nuestra. Desde un inicio se informó a Catán que la mercadería no había sido pagada, y sin embargo la comercializaron”.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso