Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #País

Liberaron al policía que mató a balazos a un ladrón cuando le robaba la moto

El oficial bonaerense reconoció hoy ante el fiscal haber disparado en defensa propia. Seguirá bajo sospecha por "homicidio en exceso de la legítima defensa"

La justicia liberó al policía bonaerense que mató a balazos a un ladrón cuando le estaban robando la moto en la que se desplazaba junto a su novia por el partido de Moreno, Buenos Aires. La decisión la tomó el fiscal Gabriel López luego de indagarlo.

 

 

 

 

Lee también: Quisieron robar a un policía, mató a tiros a un delincuente y terminó detenido [VIDEO]

 

 

¿QUÉ DIJO EL POLICÍA?

"No quise matar a nadie".

"Cuando vi lo que pasaba, se me cayó el mundo".

"Todo el tiempo vi un arma".

"El delincuente me gritaba: te voy a matar, dame la moto, hijo de puta".

"Pensé que me apuntaba todo el tiempo y disparé".

"Solamente tiré cuatro veces, me quedaban 10 tiros más".

El sargento L.M., de 31 años, seguirá investigado por "homicidio en exceso de la legítima defensa".

 

El fallecido, identificado como Andrés Aníbal Carbonel de 28 años, fue señalado junto a su cómplice por un joven de 18 años como los delincuentes que lo robaron minutos antes del hecho con el policía.

 

Según una fuente de la investigación, también "lo identificó por la ropa".

 

Según el testigo, los dos ladrones lo abordaron en la calle y le robaron sus pertenencias, entre ellas, un DNI que apareció en poder de Carbonel.

 

POLICÍA BONAERENSEParalelamente, desde la Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires se inició un sumario administrativo para investigar el accionar del policía involucrado.

 

El efectivo que se desempeña en la Policía de Prevención Local de Ituzaingó fue aprehendido en función de evidencias de que tiró a matar por la espalda, a pesar de que el ladrón no estaba armado, tal como se observó en las imágenes de una cámara de seguridad de una de las "Paradas Seguras" del municipio de Moreno.

 

En la escena del hecho, la Policía Científica secuestró cuatro vainas servidas, aunque de acuerdo a la filmación incorporada a la causa el policía efectuó cinco disparos, ya que se observó esa cantidad de fogonazos.

 

ARMA FALSATambién se secuestró junto al cuerpo del fallecido dos caños soldados y atados con cinta con los que aparentemente simulaba tener un arma.

 

Por otro lado, la Policía bonaerense, a pedido del fiscal, llevaba adelante una investigación con el fin de localizar al cómplice del fallecido que conducía la moto a bordo de la cual interceptaron al efectivo y a su novia, quien escapó cuando Carbonel fue atacado a tiros.

 

El hecho ocurrió el pasado domingo, entre las 20.32 y las 20.33, en las calles Lugones y Payró, de la localidad de La Reja, partido de Moreno.

 

De acuerdo a las imágenes de la cámara de seguridad, el policía y su novia iban a bordo de una moto roja cuando fueron abordados por los dos ocupantes de un rodado similar y de color azul que se le puso a la par.

 

Mientras avanzaban por la calle, quien iba de acompañante en la moto azul se acercó a los tripulantes de la moto como si les apuntara con un arma de fuego -lo cual no se aprecia con nitidez en el video-, por lo que, a los pocos metros, el policía detuvo la marcha.

 

En esas circunstancias, el delincuente descendió de la moto azul y se acercó hasta la pareja, que también abandonó su rodado.

 

En las imágenes se vio cómo primero se alejó la mujer, luego el policía y el asaltante se sentó en la moto de las víctimas, colocando ambas manos en el manubrio del rodado.

 

BALAZOSTras ello, se observó que el policía regresó rápidamente sobre sus pasos, sacó un arma de fuego y dispara cinco veces contra el "motochorro", quien recibió al menos cuatro impactos de bala, uno en la espalda.

 

A pesar de estar baleado, el asaltante se arrojó de la moto y corrió unos metros hasta que cayó muerto en la vía pública, fuera del alcance de la cámara de seguridad, mientras que su cómplice escapó en la moto azul.

 

Luego del hecho, el policía llamó al 911 y cuando personal de la comisaría local arribó a la escena denunció lo ocurrido, al tiempo que los peritos secuestraron la pistola 9 milímetros utilizada por el efectivo de civil.

Control Policial
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso