Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #ConmociónEnSantiago

Investigan el calvario de una mujer que era obligada por su esposo a tener sexo con varios sujetos

La forzaba a tener relaciones con 3 y hasta 4 hombres. Si se negaba, la torturaba echándole agua fría o impidiéndole dormir (poniéndole un reflector en la cara). El informe.

La Justicia añatuyense se encuentra abocada a investigar el calvario que develó una mujer de 36 años y domiciliada en una localidad del departamento Avellaneda, la cual era obligada por su marido a mantener relaciones con otros hombres mientras él miraba, y cuando ella se negaba a dichas prácticas sexuales era agredida y torturada por el sujeto.

 

Tras la denuncia de la víctima, realizada el 1 de abril del corriente año, luego que lograra escapar de la casa, se inició una investigación que está a cargo de la Dra. Cecilia Rímini -integrante de la Unidad Fiscal para la Circunscripción Añatuya- quien en principio imputó al sujeto el delito de lesiones calificadas, aunque después le amplió la acusación endilgándole el delito de promoción y facilitación a la prostitución.

 

El crudo relato de la víctima

 

La damnificada relató que durante varios años fue obligada a cumplir las fantasías de su esposo, quien la hacía mantener sexo con tres y hasta con cuatro hombres, que según se estableció son oriundos de Lugones y Villa Mailín, como también con un sujeto de origen colombiano que vende muebles en la zona.

 

Reveló que cuando ella se negaba a tales prácticas sexuales, el inculpado le aplicaba golpes de puño, le echaba agua helada, la hacía dormir completamente desnuda, o impedía que ella pudiera dormir para lo cual le encendía reflectores para que la luz le diera en la cara.

 

En el marco de la investigación, la fiscal convocó a los protagonistas de tales encuentros sexuales, a efectos de que brinden testimonio, y admitieron que sí tuvieron dichas prácticas pero indicaron que habían sido contactados -mediante Facebook- por la mujer, a lo cual ella sostiene que fue obligada a hacerlo por su esposo.

 

Piden la preventiva

 

En una audiencia realizada ante la Dra. Gladis Liliana Lami -jueza de Control y Garantías para dicha jurisdicción- la fiscal Rímini solicitó que se dicte la prisión preventiva para el inculpado, a lo cual la defensa de este -ejercida por el Dr. Gabriel Tolosa- se opuso, planteando que no se satisfacían los requisitos de ideoneidad, legitimidad y completitud para la procedencia de la prisión preventiva.

 

En cuanto a la imputación sexual el letrado afirmó que no había suficientes evidencias, y que solo había verbalización, sin otro elemento fundante.

 

Además impugnó el secuestro de los teléfonos y la pericia psicológica, por entender que viola la garantía del control por parte del imputado y además en cuanto a la parte psicológica no puede ser el imputado objeto de prueba.

 

Tras escuchar los planteos de las partes, la jueza decidió diferir la resolución para próximos días.

Departamento Avellaneda
Comentarios

Teclas de acceso