Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #Bandera

A raíz de un abuso a un bebé, descubren vejaciones a una adolescente de 14 años

La adolescente indicó que "por vergüenza nunca se animó a contar su calvario".

El aberrante abuso sexual que una beba de 1 año y 11 meses sufrió en manos de su abuelastro, sacó a la luz las vejaciones que padeció una adolescente en manos del depravado, quien es su padre biológico.  La semana pasada, un ama de casa halló a su beba junto a su padrastro en su auto. La mujer tomó a su hija y le preguntó a su padrastro “qué estaba haciendo”. Por lo que el sujeto —un camionero de  50 años— le respondió que “quería despedirse de la menor”.  Ante la sospecha de que algo estaba pasando, la mujer le cuestionó a la beba “qué hacían”. Por lo que la criatura, a su modo, fue contundente en su respuesta. Se señaló la zona genital. La mujer radicó la denuncia por abuso sexual en contra de su padrastro, en la Comisaría Comunitaria 21 de Bandera —Belgrano—. El sospechoso fue apresado a requerimiento de la Unidad Fiscal de Añatuya.  “Sos una inútil”Mientras se llevaba a cabo la investigación penal preparatoria, una adolescente que estaba viviendo en “carne propia el dolor de las vejaciones” rompió el silencio. Apenas se enteró que el depravado había sido detenido por el abuso sexual de su nieta, reveló el calvario que vivía.  La adolescente le confesó a su progenitora que era víctima de constantes abusos por parte del camionero, quien es su padre biológico. Los mismos  habrían iniciado cuando era apenas una niña. Pero con el tiempo se fueron intensificando, hasta llegar al acceso carnal.  La víctima fue examinada por el médico forense y luego, sometida a Cámara Gesell donde además de los aberrantes detalles de los ataques que sufrió, contó que “era víctima de malos tratos por parte de su padre”.  El sujeto solía decirle que “era una inútil”. Al tiempo, que con insultos le indicaba que “no necesitaba ir al colegio”; por lo que la sacó de la escuela. Ante los profesionales, la adolescente indicó que “no estaba amenazada; pero que nunca contó a nadie los abusos por vergüenza”.  En la investigación, la Fiscalía de Añatuya que cuenta con las denuncias de las madre del bebé y de la adolescente abusadas por el camionero depravado, solicitó la confección de dos informes socio-ambientales tanto en Colonia Dora —Avellaneda— donde la familia vivió durante varios años y en Bandera —Belgrano— donde se encuentran actualmente radicados. Además, se ordenó entrevista psicológica al imputado de los delitos de abuso sexual y Cámara Gesell a las víctimas.  Por su parte, en una audiencia realizada en el Centro Judicial de Añatuya, la Fiscalía solicitó la prórroga de detención del imputado por el paso de 15 días. Ante la situación, la jueza de Control y Garantías de Añatuya, Dra. Ana María González Ruiz teniendo en cuenta los riesgos procesales y las evidencias que la fiscalía falta recabar; dispuso hacer lugar a la prórroga de detención. 

Amenazas
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso