Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #JusticiaPorFernando

Tomei pidió la absolución de los rugbiers que no recibieron perpetua

Luego de que los fiscales apelaran para aplicar la máxima pena para todos los rugbiers, la defensa de los condenados tomó represalias y pidió que Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi sean absueltos.

A poco más de 20 días de que el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores condenara a Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ayrton Viollaz, Blas Cinalli, Luciano, Lucas y Ciro Pertossi por el asesinato de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero de 2020 frente a la discoteca Le Brique en Villa Gesell, la defensa de los ocho rugbiers presentó un recurso de apelación ante el Tribunal de Casación bonaerense. En este, el abogado Hugo Tomei solicitó la absolución de Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi; los tres sentenciados como partícipes secundarios, y pidió reducir el castigo de los cinco que recibieron perpetua.

 

En sentido contrario, los fiscales del juicio Juan Manuel Dávila y Gustavo García solicitaron al tribunal que no sean cinco sino los ocho los condenados por el crimen y que todos fueran considerados coautores del “homicidio agravado” y reciban perpetua.

 

En su recurso de apelación, el letrado de los rugbiers cuestionó la calificación de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” por la que los cinco fueron condenados a prisión perpetua e insistió con que cometieron un “homicidio en agresión tumultuosa”.

 

De acuerdo al planteo de Tomei, la defensa requirió que se declare “la ilegalidad” de las indagatorias tomadas a los ocho acusados la noche del 19 de enero de 2020, así como “la parcialidad” de los jueces integrantes de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Dolores.

 

Además, el recurso de la defensa contenía uno de los planteos centrales de sus alegatos durante el juicio: “la violación del principio de congruencia de la sentencia” porque, a su criterio, sus defendidos llegaron al debate con una acusación genérica y, luego, la fiscalía modificó los hechos con una imputación más detallada.

 

En tanto, los fiscales rechazaron la calificación de “partícipes secundarios” para Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, a los que condenaron a 15 años de cárcel. A tal efecto, ofrecieron como prueba fotogramas que elaboraron con capturas de los videos filmados por Lucas Pertossi y el particular desde enfrente, para demostrar que los tres también golpearon a la víctima y, por lo tanto, contribuyeron al asesinato.

 

Tras la condena, los ocho rugbiers fueron trasladados desde Unidad Penitenciaria Nº 6 de Dolores hacia la Alcaidía N°3 del penal de Melchor Romero, en La Plata, donde permanecen en celdas con una capacidad para dos personas desde el 13 de marzo de 2020. El sábado pasado, dos de los detenidos pasaron otro cumpleaños en reclusión.

 

En los próximos días, el tribunal de Casación deberá resolver si confirma o no la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores.

Fernando Báez Sosa
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso