Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #JusticiaPorFernando

Siguen los privilegios: preparan el traslado de los rugbiers a una cárcel VIP

Los asesinos de Fernando Báez Sosa pidieron cupo en una cárcel VIP de jóvenes con delitos primerizos, categoría en la que encajan. En tal establecimiento penitenciario "respetan mucho los derechos humanos y buscan la reinserción", según trascendió.

Ya hay un pedido de ocho cupos para los rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa en un penal de Campana, según trascendió hoy pese al hermetismo y la casi nula información que suele dar la gestión actual del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

 

Según pudo averiguar NA, se trata de la Unidad Modelo Jóvenes Adultos número 57 (Ruta 6 kilómetro 6,5), a la cual podrían ir ellos a cumplir su condena de prisión perpetua -en un principio- Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Luciano Pertossi, Matías Benicelli y Enzo Comelli, al igual que los 15 años por ser partícipes secundarios Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi.

 

Una fuente consultada explicó que si bien es una cárcel que aloja a delincuentes de entre 18 y 21 años, la edad se flexibilizó hasta los 25 años, por lo que los condenados podrían pasar allí la primera etapa del cumplimiento de condena.

 

Campana es la ciudad más cerca de Zárate y será más fácil que los familiares puedan ir, pero además esta unidad -inaugurada el 12 de febrero de 2019 por la entonces gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal- tiene una capacidad de 616 plazas, con cuatro módulos que incluyen celdas, aulas, talleres y un polideportivo central.

 

Asimismo, las salas de clase tienen una capacidad para 480 internos -la más grande del Servicio Penitenciario Bonaerense- y un aula taller móvil donde se dictan cursos de alfabetización digital. Los talleres de trabajo ocupan más de 800 metros cuadrados y tienen una capacidad para 200 jóvenes.

 

Los otros dos penales en Campana son la Unidad 41 y la 21, la primera de ellas es casi de tránsito de internos y la otra es vieja y de población común.

 

«La Unidad 57 es un lugar donde se respetan mucho los derechos humanos y es ideal porque allí se busca la reinserción a la sociedad por edades. Además desde hace un tiempo no se suele mezclar a los más jóvenes con los adultos, sobre todo con estos casos tan mediáticos», agregó la fuente a NA.

 

Ahora resta saber si finalmente se va a hacer lugar al pedido de cupo para todos los rugbiers, aunque mientras tanto permanecerán en la alcaidía de Melchor Romero.

 

Los otros penales que se manejaban eran Sierra Chica y Lisandro Olmos, aunque no se descartó el de Marcos Paz, por más que sea del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

 

Con información de RN y NA

Buenos Aires
Comentarios

Teclas de acceso