Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #LaViolenciaNoPara

Parientes de Thomsen emboscaron y agredieron brutalmente a un móvil de noticias [VIDEO]

Se acercaron cautelosamente por la parte trasera del camarógrafo para no quedar grabados y le propinaron una salvaje golpiza. El trabajador tuvo que ser trasladado de urgencia.

En la tarde del lunes, ciudad de Zárate fue testigo de un violento ataque a la prensa, vinculado directamente al asesinato que conmocionó al país. Horas después de conocerse la sentencia a los ocho rugbiers condenados por matar a Fernando Báez Sosa, un equipo de América Noticias fue brutalmente agredido en la puerta de la casa de Máximo Thomsen, uno de los cinco condenados a cadena perpetua.

 

El cronista Gabriel Prósperi realizaba una salida al aire desde la puerta del domicilio, y contaba que había intentado comunicarse con la familia de Thomsen, sin tener éxito hasta ese momento. De repente, se ve cómo el periodista busca entrevistar al hermano del joven, que recién llegaba al lugar. Se escuchan voces y alguien grita: “No les alcanzó con la sentencia”. Son unos segundos nada más. De repente, advierte una situación que lo hace gritar “no” en reiteradas oportunidades, y en ese momento el camarógrafo pierde el control y la imagen funde a negro.

 

El hecho causó conmoción en el piso, donde los conductores Rolando Graña y Soledad Larghi intentaban explicar lo sucedido. La incertidumbre era total, porque no lograban comunicarse con el equipo apostado en la ciudad bonarense y la única certeza era que el camarógrafo estaba herido.

 

Posteriormente, reconstruyeron la situación, en la que se vio cómo se trató de un ataque premeditado. Un automóvil cruza la posición de los periodistas y estaciona unos metros más adelante. Baja el hermano de Thomsen, que camina por la vereda de su casa y se dirige hacia Prósperi, mientras que otro hombre cruza la vereda para no salir en la cámara y golpear al camarógrafo mientras realizaba su tarea.

 

Hay una tercera persona en el vehículo, aunque no sale en el cuadro, y es Rosalía Zárate, la madre del condenado. Los tres venían de los tribunales de Dolores, donde se había dictado la histórica sentencia. De hecho el agresor fue una de las personas que asiste a Thomsen luego de que se desmayara al escuchar su condena perpetua. Según informaron los periodistas que siguieron el día a día en el juicio, esta tarde fue la primera vez que asistía a la ciudad bonaerense.

 

Minutos después, el cronista salió al aire para dar su testimonio en caliente. “Yo estoy bien, el que no está bien es Valentín. Le partieron la boca, se está atendiendo en el hospital público de Zarate. Fue una agresión brutal, desmedida e inesperada”, señaló Prósperi.

 

El cronista relató como fueron los hechos. Contó que la madre de Thomsen fue la primera que comenzó con las agresiones. “Viene hacia mí, me tira un botellazo”, explicó. Mientras, el hombre de remera oscura fue directo a buscar a su compañero. “Yo digo ’no, no, no’, porque no podía creer que nos venían a agredir. Cuando bajo la vista y veo a un costado a la madre, aparece otro hombre, al que los más jóvenes denominaban como “tío”, y ese el que agrede a Valentín. No sabemos si le pegó con el puño o con otro elemento, pero enseguida fue a buscar la cámara, a tirarla, a pegarle a Valentín”.

 

Prósperi describió el estado del hombre como “sacado”, y lo comparó con el resto de las personas que se daban cita en el domicilio de Thomsen. Los más jóvenes le decían que se vaya de la escena, que no siga pegando porque quedaba registrado”, afirmó. Definió el hecho como “lamentable” y agregó que estaban trabajando en la vía pública, sin violentar la privacidad de nadie, en la dirección que se había leído al país durante la sentencia. “Siempre nos dirigimos por buenos modos tratando de tener la palabra de la familia”, relató.

 

Respecto a la salud de su compañero, Prósperi comentó que “quiero llevar tranquilidad a su familia y a sus amigos. Valentín está bien, tenía un golpe muy fuerte en el labio, le cortó la parte interior del labio por lo que no podía hablar muy bien”, y agregó que se habían trasladado al nosocomio por sus propios medios. “Lo están atendiendo muy bien en el Hospital Municipal de Zárate”, destacó. Y aunque aclaró que él no había sufrido agresión física, resumió el hecho que acababa de vivir: “Pasamos un momento extremadamente tenso, violento, agresivo que no lo esperábamos”.

 

De acuerdo a la información de Martín Candalaft, el agresor fue identificado como Diego Zárate, hermano de Rosalía, la madre de Máximo Thomsen. El camarógrafo permanecía en el hospital, recibiendo la atención pertinente. La denuncia fue radicada en la fiscalía de la ciudad y según lo informado en el noticiero, el equipo periodístico será escoltado por custodia policial durante su regreso a Buenos Aires.

 

Con información de Infobae

Buenos Aires
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso