Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Policiales #JusticiaPorFernando

El futuro de los rugbiers tras la condena: ¿Cárcel común o siguen los privilegios?

5 de los rugbiers fueron condenados a perpetua, mientras que otros 3 recibieron una pena de 15 años.

Los ocho rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, perpetrado el pasado 18 de enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell, fueron condenados.

 

Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano y Ciro Pertossi recibieron prisión perpetua al ser hallados coautores del delito de "homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado por dos o más personas y por alevosía en concurso ideal de lesiones leves".

 

Los tres rugbiers restantes —Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz y Blas Cinalli— fueron sentenciados a 15 años de prisión por ser hallados partícipes secundarios del hecho.

 

Hasta el momento del veredicto, los 8 imputados por el brutal crimen se hallaban alojados en la Unidad Penal 6 de Dolores. Tras la lectura de las condenas, el Tribunal Oral en lo Criminal 1 ordenó que los convictos fueran trasladados nuevamente hacia allí, por lo que presumiblemente continuarán gozando momentáneamente de los privilegios que contaban hasta ahora: seguirán aislados de los presos y con horarios diferenciados para salir al patio.

 

No obstante, se espera que en los próximos días se lance una resolución que termine por determinar la situación penitenciaria de los 8 imputados. Allí se conocerá si seguirán en la misma unidad o si volverán a ser trasladados, además de que es cuasi certero que perderán su "beneficio de aislamiento" y compartirán celda y vida con otros presos.

Fernando Burlando
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso