#Conmoción

| 27/11/2022

Tragedia: una joven empleada murió al caer en una máquina trituradora de papas

La chica de 24 años limpiaba el aparato cuando, por causas que se investigan, se activó automáticamente y la arrastró. El motor le aplastó la cabeza.

Tragedia: una joven empleada murió al caer en una máquina trituradora de papas

Una verdadera tragedia se desató en una fábrica de Brasil luego de la muerte de una mujer joven tras caer en una trituradora industrial de papas. Rafaela Alves dos Santos, de 24 años, falleció en el dramático accidente en Perdizes, sureste de Brasil.

Según los informes, cayó sobre la cinta transportadora que llevaba papas para cortarlas en chips y fue aplastada por el soporte del motor. La empresa Bem Brasil Alimentos, que había contratado a Rafaela a través de una empresa externa, dijo que abrió una investigación sobre el incidente.

Rafaela, que provenía de Santa Luzia do Itanhy, en el empobrecido noreste de Brasil, sufrió un traumatismo craneal importante en la dramático accidente laboral.

Momentos antes del accidente, ella había estado separando papas de la materia orgánica en la cinta transportadora. Las papas estaban destinadas a ser convertidas en chips congelados para los supermercados.

Un compañero de trabajo que estaba parado a su lado en ese momento contó cómo la cinta transportadora se apagó pero de repente se encendió automáticamente, llevando a Rafaela a toda velocidad hacia el soporte del motor.

Según los informes, los trabajadores responsables de las operaciones en la fábrica no pueden explicar por qué la máquina se encendió automáticamente cuando lo hizo.

Rafaela se había formado como técnica de enfermería pero decidió mudarse a Perdizes con su hermana mayor y dos primos en busca de una vida mejor, en mayo. Su madre, Carla Cristina Dias Alves, dijo a medios locales: “Ella iba por su futuro, iba por sus sueños, a trabajar en su campo y cuidarme”.

Carla agregó: “Rafaela era mi amor. Mis otras hijas estaban celosas, porque teníamos una conexión muy extraordinaria. Era una niña cariñosa, segura de sí misma, a la que le encantaba disfrazarse, comprar zapatos, ropa, perfume”.

“Todas las mañanas me enviaba un mensaje de texto: ‘Buenos días, mi amor’. Hoy no le di los buenos días”.

Carla dijo que se enteró de la muerte de su hija a través de los medios locales y no a través de Bem Brasil Alimentos o de la empresa a través de la cual fue contratada.

Rafaela fue enterrada en su ciudad natal. La investigación sobre su muerte está en curso.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias