ALERTA | Toda la información del Mundial de Qatar → ¡aquí!

#EleccionesEnBrasil

| 02/10/2022

Bolsonaro votó en Río y no aclaró si aceptará los resultados en caso de victoria de Lula

El presidente llegó 50 minutos después del inicio de la votación, escoltado por una comitiva de autos negros y con la camiseta del seleccionado de Brasil puesta.

Bolsonaro votó en Río y no aclaró si aceptará los resultados en caso de victoria de Lula

(Desde Río de Janeiro) El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, votó en una escuela de Río de Janeiro y dijo que "unas elecciones limpias deben ser respetadas", esquivando varias veces la pregunta de si aceptará una eventual derrota frente a su rival Luiz Inácio Lula da Silva.

El mandatario de extrema derecha, que busca ser reelecto, llegó al centro de votación en el barrio Villa Militar 50 minutos después de la apertura de las mesas, escoltado por una caravana de seis autos negros y con la camiseta de Brasil puesta.

Tras bajar de uno de los autos, dijo a medios, entre ellos Télam, que viajó "por todo Brasil" y que "fue bien recibido" en todas partes, horas después de insistir con que debería ganar en primera vuelta con el 60% de los votos, contrariando todos los sondeos.

Bolsonaro, en el poder desde 2019, fue consultado sobre si reconocerá los resultados, tras haber amenazado varias veces con no hacerlo afirmando que no solo las encuestas no son creíbles, sino tampoco el sistema de urnas electrónicas que se usa en Brasil.

"Unas elecciones limpias deben ser respetadas", dijo, pareciendo insinuar que sólo reconocerá los resultados si considera que el proceso, que es supervisado por observadores internacionales, fue transparente.

"Que gane el mejor", agregó el mandatario, de 67 años.

Luego de votar, volvió a hablar con la prensa y, como en los días previos, volvió a sugerir que ganará en primera vuelta, pese a que la última encuesta de Datafolha, de ayer, dio a Lula un 50% de intención de voto, contra apenas un 36% a su favor.

"En primer turno, se define hoy la elección", declaró.

Bolsonaro evitó responder cuando le preguntaron, en reiteradas ocasiones, si va a respetar el resultado electoral independientemente de cuál sea.

Unos 12,8 millones de personas estaban habilitadas para votar en el estado de Río de Janeiro para elegir presidente, gobernador, un senador, 46 diputados federales y otros estaduales, quienes asumirán el 1 de enero de 2023.

El voto en Brasil es obligatorio entre la población de 18 y 70 años, y optativo para quienes tienen entre 16 y 17 así como para los mayores de 70.

"El entusiasmo que tenemos es que el Presidente sea reelecto y que gane en el primer turno. No creo en lo que dicen las encuestas", dijo a Télam una mujer de unos 40 años que se identificó como Micelani y votó en la misma escuela en que lo hizo Bolsonaro.

La mujer, que cubría su espalda con una bandera de Brasil, fue de las primeras en pasar por el scaner por el que se tiene que pasar previo a emitir su voto.

"Lo que más me gusta de él (Bolsonaro) son los valores, que son los mismos que los míos", dijo sobre el Presidente, que defiende los valores familiares "tradicionales" y cristianos y es apoyado sobre todo por el electorado blanco y por sectores evangelistas.


Una pareja de 28 años, ella estudiante y él oficial del Ejército, dijeron que votaban a Bolsonaro, que se ha caracterizado por la incorrección política, porque es "auténtico".

Agregaron que los valores que pregona y defiende Bolsonaro, entre ellos el derecho de la población a portar armas, son un "faro" para toda la sociedad, y que el Presidente es el único candidato que "quiebra la corriente de izquierda" encarnada por Lula.

Otro grupo de unas 20 personas, vestidos de verde y amarillo, se tomaron de las vallas cuando llegó el Presidente a votar y lo vitorearon.

La cantidad de gente que le manifestó su apoyo en el lugar fue mucho menor que la que hubo en 2018, cuando el excapitán del Ejército ganó la elección en segunda vuelta.

"La vida de Bolsonaro comenzó acá en la brigada de paracaidista", dijo otro elector que no dio su nombre, pero dijo tener 53 años.

"Estoy acá para votar por nuestro Presidente. Me gusta cómo gobierna", dijo Ricardo Konisque, de 60 años, quien se mudó al barrio para ayudar a su hijo, que también vota allí y asiste a la misma escuela de paracaidistas por la que pasó Bolsonaro.

"Me gusta nuestro Presidente porque ayuda a nuestro pueblo, y, si no hizo más, fue por la pandemia. Ahora cuando sea reelecto, las cosas van a mejorar mucho más", aseguró Valdete Bonfim de Almeida, vestida de verde y amarillo de pies a cabeza.

La mujer de canas, ojos azules y apariencia atlética se definió "hermana de Bolsonaro" porque tiene la misma edad que el mandatario.

"No coincido con él, pienso como él. No me gusta el aborto, me gusta la familia y no estoy de acuerdo con que enseñen 'sexualidad infantil'", aseveró.

En el municipio de Río de Janeiro había colectivos gratuitos para la población el día de la elección.

En un video subido anoche a redes sociales, Bolsonaro volvió a decir que ganará con el 60% de los votos.

"La verdad es que yo veo una victoria con más del 60% de los votos porque tenemos mucha gente en la calle. La gente sale a demostrarnos espontáneamente cariño", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias