#Insólito

| 18/09/2022

Volvió a su casa temprano y descubrió que una persona llevaba años viviendo en su techo: “Me sentí violada”

Al regresar a su hogar, una mujer se encontró con la TV prendida y un plato a medio comer en la cocina. Así fue cómo detectó que un desconocido estaba viviendo en su techo.

Volvió a su casa temprano y descubrió que una persona llevaba años viviendo en su techo: “Me sentí violada”

Una mujer denunció que una persona llevaba años viviendo en el techo de su casa sin que ni ella ni su familia se percataran de la presencia del extraño.

Todo comenzó cuando Monica Green, residente de la ciudad australiana de Rockhampton, regresó antes de tiempo a su casa tras llevar a sus hijos al médico.

Al ingresar en su hogar, Green se percató de que el aire acondicionado y la televisión estaban encendidos. Al mismo tiempo, encontró un plato de pollo a medio comer en la cocina.

¿Qué fue lo que aterró a la mujer? Que ella había dejado ambos dispositivos apagados y la comida bien almacenada en la heladera.

De inmediato, Monica se contactó con la policía local, que tras apresentarse en el domicilio, descubrió indicios de que alguien había estado viviendo en el ático de la vivienda.

Me sentí violada. Sentí que mi espacio personal había sido invadido. Me sentí conmocionada, aterrorizada, asustada”, admitió la damnificada al medio australiano Courier Mail.

Y agregó: “¿Qué ha estado haciendo esta persona en mi casa cuando yo no estaba? ¿Intentaban hacerme daño a mí o a mis hijos? ¿Querían llevarse a uno de mis hijos? ¿Iban a bajar por la noche y asesinarnos? Están todas estas preguntas desconocidas rodando por mi cabeza”.

Este tipo de prácticas ilegales y peligrosas se denomina ‘phrogging’. Es un anglicismo que refiere al salto de una rana y se utiliza para describir a individuos que habitan hogares sin que los propietarios se den cuenta.

En este caso, Monica Green cree que el intruso accedió luego de replicarle las llaves de su casa. Como primera medida, cambió las cerraduras. Hasta el momento, se desconoce la identidad del inquilino indeseado.

“Yo soy la persona que debería proteger a mis hijos y la verdad es que siento que les fallé. Me encuentro constantemente temblando cada vez que escucho el menor ruido”, confesó la mujer, aterrorizada por la situación que le tocó atravesar.

Y cerró: “Ahora estoy revisando tres veces todas mis cerraduras antes de irme a la cama. Pasé la noche en la casa de mis padres, pero la idea de estar sola en la casa me asusta”.

 

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias