#Increíble

| 18/09/2022

El fundador de la marca de ropa Patagonia donó la empresa para luchar contra el cambio climático

Esta factura nada menos que 1.000 millones de dólares por año. Quién es este excéntrico que usa ropa vieja y no tiene computadora ni teléfono celular.

El fundador de la marca de ropa Patagonia donó la empresa para luchar contra el cambio climático

Después de 50 años, el dueño de la marca de indumentaria Patagonia, Yvon Chouinard, un exescalador devenido en multimillonario, decidió "regalar" la firma valuada en 3 mil millones de dólares, mediante la creación de un fideicomiso y una organización sin fines de lucro especialmente diseñados para que las ganancias se usen en la lucha contra el cambio climático.

Según publicó The New York Times, el fideicomiso preservará la independencia de la empresa y garantizará que todas sus ganancias (unos 1.000 millones de dólares al año) se utilicen para combatir el cambio climático y proteger las tierras no urbanizadas en todo el planeta.

La renuncia de Chouinard a la fortuna familiar es coherente con su declarado desprecio por las normas comerciales. "Esperemos que esto influya en una nueva forma de capitalismo que no termine con unos pocos ricos y un montón de pobres", dijo Chouinard, de 83 años, en una entrevista exclusiva con ese medio norteamericano. “Vamos a regalar la cantidad máxima de dinero a las personas que están trabajando activamente para salvar este planeta”, aseguró.

"La Tierra es ahora nuestra única accionista", escribió en una carta publicada en el sitio de Patagonia. "Nunca quise ser un hombre de negocios. Comencé como artesano, fabricando material de escalada para mis amigos y para mí mismo, antes de pasar a la ropa", recordó.

La marca Patagonia seguirá operando con su sede en Ventura, California, vendiendo chaquetas, gorros y pantalones de esquí por valor de más de mil millones de dólares cada año. Pero la familia Chouinard -Yvon, su esposa Malinda y sus dos hijos, Fletcher y Claire, ambos de 40 años- ya no son sus dueños.

Patagonia seguirá siendo una empresa que se preocupa por su situación financiera y funcionará con un consejo de administración y un director general. Los Chouinard continuará "guiando" el trabajo del fideicomiso y de la asociación.

Qué ONG es la beneficiada

En agosto, las acciones con derecho a voto de la familia (el 2% del total de la compañía) fueron transferidas a "Patagonia Purpose Trust", un fideicomiso que tiene como objetivo que la marca Patagonia cumpla con su compromiso de llevar una empresa socialmente responsable y regalar sus ganancias.

Pero además, los Chouinard donaron el otro 98% de sus acciones ordinarias a la organización sin fines de lucro "Holdfast Collective", que recibirá todas las ganancias de la empresa y usará esos fondos para combatir el cambio climático y la preservación de las tierras salvajes. La ONG también podrá aprovechar la historia de la empresa de financiar activistas, y estará habilitada para hacer lobby y donar a campañas políticas.

Quién es Yvon Chouinard

Chouinard fue un escalador pionero del valle de Yosemite, en California, durante los años 60. Vivía en su automóvil y comía latas de comida para gatos que compraba a cinco centavos cada una. En la actualidad, usa ropa vieja y usada, conduce un Subaru destartalado y divide su tiempo entre sus casas muy modestas en Ventura y Jackson, Wyoming. No tiene computadora ni teléfono celular.

En 1973, fundó la marca Patagonia, de indumentaria pensada para realizar actividades al aire libre. Fue una de las primeras en adoptar algodón orgánico y desanimó a los consumidores a comprar sus productos, con un anuncio en el Black Friday en The New York Times que decía: "No compre esta chaqueta".

Pero además, Patagonia regaló el 1% de sus ventas durante décadas, principalmente a activistas ambientales. Y demandó a la administración Trump en un intento por proteger el Monumento Nacional Bears Ears.

"Estaba en la lista de multimillonarios de la revista Forbes, lo que realmente me cabreó", dijo. "No tengo mil millones de dólares en el banco. No conduzco Lexuses", aseguró Chouinard.

Cómo planeó la entrega de la empresa Patagonia

La pandemia de la covid ayudó para que Chouinard pusiera en marcha su propósito de deshacerse de la empresa. Los caminos más fáciles eran vender la compañía o hacerla pública, lo cual le habría redituado grandes recursos financieros.

"No respeto el mercado de valores en absoluto", planteó el filántropo. "Una vez que eres público, pierdes el control de la empresa y tienes que maximizar las ganancias para el accionista, y luego te conviertes en una de estas empresas irresponsables", argumentó.

También se consideró la posibilidad de dejarle la empresa a sus hijos, Fletcher y Claire. Pero ellos no quisieron.  Finalmente, en diciembre pasado, los cuatro Chouinard, junto con su equipo de asesores, acordaron seguir adelante el plan que finalmente se llevó a cabo.

"Siento un gran alivio por haber puesto mi vida en orden", dijo Chouinard. "Para nosotros, esta era la solución ideal", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias