#Opinión

| 31/07/2022

Estados Unidos estaría frenando la investigación del avión iraní

Según información que presentamos en el presente artículo, el gobierno de Joe Biden estaría haciendo oídos sordos a pedidos de Argentina para que se le envíe información necesaria para avanzar con la investigación del avión Venezolano-Iraní detenido en Buenos Aires.

Estados Unidos estaría frenando la investigación del avión iraní

Según fuentes consultadas, existiría dentro del Congreso Norteamericano un gran malestar contra la actual administración de la Casa Blanca en cuanto a la calidad de información que estaría dispuesta a brindar a la Argentina en relación al caso del avión detenido en el Aeropuerto de Ezeiza desde el 6 de Junio Pasado y sus tripulantes.

Esta controversia se hizo pública ya que parecería que el Departamento de Justicia norteamericano se habría negado a girar información vital de seguridad sobre el caso, ignorando pedidos judiciales formales de la República Argentina. En una flagrante contravención de acuerdos internacionales.

En tal sentido, la Senadora Joni Ernst del Estado de Iowa ha denominadoa esta falta de colaboración con la Argentina como ¨una desgracia completamente inaceptable¨, agregando que es necesario entregar en forma inmediata la información solicitada, sin demora y en los términos solicitados, acompañándose la misma de un pedido formal de disculpas y una explicación detallada de porque se produjo este retraso.

Y es que desde el 6 de junio del 2022 el avión de carga de la empresa Emtrasur (con bandera venezolana) está demorado por las autoridades judiciales argentinas junto a toda su tripulación, incluidos cinco ciudadanos iraníes a los que se les retuvo el pasaporte.

Si bien las actuaciones judiciales pudieron establecer la identidad de los cinco ciudadanos Iraníes, sólo dos de ellos fueron identificados como personas de interés: Un ex oficial del ejército Iraní y el piloto Gholamreza Ghasmei. Este último miembro del directorio de la empresa Qeshm Fars Air, aerolínea sancionada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y acusada de ser parte de la organización terrorista Guardias Revolucionarias Iraníes (IRGC) por haber participado entre otras acciones, en la entrega internacional de materiales de destrucción masiva en beneficio de las Fuerzas Quds.

Según revelaron varios senadores de Estados Unidos en un documento que hicieron público, las demoras en la entrega de los informes se hacen incomprensibles debido a que, según lo que informan dentro de la carga del avión, los inspectores pertenecientes a las fuerzas de seguridad argentinas habrían descubierto tecnología relacionada con actividades militares y de inteligencia que podrían utilizarse con fines de espionaje.

Y es en virtud de estos hallazgos y por la gravedad de las acusaciones que se desprendían del caso, que la Argentina activó en forma inmediata en el mes de junio, el Tratado de Asistencia Legal Mutua conocido como MLAT del que ambos estados son firmantes y por el cual están obligados a responder a los requerimientos judiciales del otro país.

De esta forma, Argentina envió al Fiscal General del Departamento de Justicia americano Merrick B. Garland y por los canales diplomáticos oficiales correspondientes, un pedido de informe que incluye una aclaración de la situación legal del avión como también de los antecedentes de los tripulantes.

Requerimientos legales que tendrían que tener respuesta obligatoria y que hasta la fecha, luego de haber pasado más de un mes, aún no fue contestado.

Son estas demoras en la entrega de información vital para el caso por parte de Estados Unidos, que hacen que la Argentina no pueda tomar ninguna decisión judicial sobre el caso. Paralizando la causa y generando un clima de incertidumbre.

En este escenario el gobierno de Irán ha pedido a través de la Cancillería que se liberen todos sus ciudadanos yel avión en forma perentoria, no quedándole más remedio al juez interviniente que tratar este pedido el día martes 2 de agosto de 2022, fecha en que  tendría que proceder a liberar a todos los sospechosos por no tener forma de avanzar en la causa.

Debemos recordar que este tratado ya fue utilizado en el pasado con la Argentina y con otros países de la región, sirviendo tanto para detener y desarticular las actividades tanto de personas como de organizaciones relacionadas con el narcotráfico y el terrorismo internacional, lo que permitió desbaratar con éxito, entre otras, operaciones de financiación de terrorismo islámico en la zona de la triple frontera.

Esta inacción del Gobierno de Estados Unidos llevó a que un grupo de 12 Senadores del Congreso de Estados Unidos (entre los que podemos encontrar a Lindsey Graham, Pat Toomey, Ted Cruz y Marco Rubio entre los más conocidos internacionalmente) enviasen el 26 de Julio pasado  una nota formal de queja al Departamento de Justica de su país, en la que expresan no entender el motivo de la inacción de su gobierno frente a la obligación formal planteada por Argentina.

Entre algunos de los párrafos más sobresalientes de esa nota podemos encontrar el siguiente: ¨Las leyes de los Estados Unidos y el cumplimiento de las mismas, en particular de las leyes que implican sanciones, no son opcionales. Este retraso poco característico y falta de respuesta del Departamento de Justicia sugiere una prioridad de otras partes de la agenda de esta administración, como la negociación de un nuevo acuerdo nuclear con Irán. Esto es inaceptable, la justicia no puede ser administrada a expensas de voluntades políticas o sensibilidades. Nuestras leyes deben ser administradas imparcialmente y cumplidas en todos los tiempos.¨

Cabe solo preguntarnos por qué Estados Unidos demora la entrega de un informe fundamental que ayudaría tomar decisiones y a aclarar un hecho tan sensible y de la que toda la sociedad argentina como la región merece conocer una respuesta.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias