#Impactante

| 26/06/2022

No lo dejaron entrar a la fiesta, volvió con un arma y desató el horror: hay un muerto

Cuando el sujeto se fue hacia su auto, todos pensaron que se iba a retirar. No obstante, volvió con una pistola y efectuó 9 disparos. Hay, al menos, un muerto. Uno de los heridos quedó fracturado.

No lo dejaron entrar a la fiesta, volvió con un arma y desató el horror: hay un muerto
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

La negativa a ingresar a la fiesta de cumpleaños de Mauricio Ríos, conocido y polémico personaje de la ciudad de Mar del Plata, desencadenó la reacción de un hombre que, acompañado de su novia, primero fracturó a una persona y luego mató a tiros a otra que habría intentado intervenir para poner calma a la situación. El homicida escapó y permanece prófugo.

El escenario fue un salón de fiestas de un balneario lindero al Faro de Punta Mogotes, donde avanzada la madrugada se produjeron los incidentes que derivaron en la violenta muerte de Maximiliano Rihll, de 44 años, con domicilio en el distrito bonaerense de Ezeiza.

El lesionado es un empresario de Quilmes que, según fuentes policiales, se llama Ariel Núñez. Recibió atención médica y los estudios que se le practicaron permitieron constatar que presentaba fracturas en la pierna, a la altura del tobillo.

La fiscal de turno, Florencia Salas, tomó intervención en el caso y con los datos que permitieron identificar al autor de los disparos está próxima a solicitar su detención, trámite que es inminente, apenas concluya con los pasos procesales iniciales de esta investigación.

Se desconocen los motivos por los que no se le permitió el ingreso. Según pudo conocer La Nación, quien sí habría estado invitada era la novia del agresor. Entonces se inició una discusión con personal de seguridad y algún invitado, entre ellos Núñez, que fue el primer blanco del ataque. Los golpes que recibió le provocaron fracturas en una pierna.

La reacción del atacante fue retirarse, por lo que se encaminó al sector de estacionamiento que está en el frente del salón de fiestas, y cuando parecía que se iba a ir en su auto, regresó armado con una pistola 9 milímetros. Disparó al menos nueve veces, según contabilizaron peritos de Policía Científica que relevaron el lugar y levantaron las vainas servidas. Al menos cuatro de esos proyectiles impactaron en Rihll.

Los investigadores tienen datos identificatorios del homicida y también del vehículo en el que había llegado junto a su novia. Públicamente sólo se pudo conocer que, al igual que sus víctimas, no era de Mar del Plata.

Los investigadores policiales estaban esta mañana en búsqueda de imágenes de cámaras de seguridad del Centro de Ordenamiento y Monitoreo municipal y otras particulares para intentar reconstruir el recorrido de fuga del homicida tras su escape desde el balneario, cuyo acceso está justo en la rotonda que marca el inicio del tramo de ruta 11 que vincula a esta ciudad con la vecina Miramar.

Con información de Minuto Uno

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias