#NacionesUnidas

| 23/06/2022

Ocho millones de niños pueden morir de hambre si no reciben ayuda urgente, advierte Unicef

 “La ayuda alimentaria es fundamental, pero no podemos salvar a los niños hambrientos con sacos de trigo”, dijo la directora ejecutiva de la agencia, Catherine Russell.

Ocho millones de niños pueden morir de hambre si no reciben ayuda urgente, advierte Unicef

Casi ocho millones de niños menores de cinco años en 15 países afectados por la crisis del hambre corren el riesgo de morir a causa de emaciación grave a menos que reciban alimentos y atención terapéutica inmediata, y la cifra aumenta cada minuto, advirtió hoy Unicef con motivo de los preparativos para la reunión de líderes mundiales en la cumbre del G7. 

Desde principios de año, la creciente crisis alimentaria mundial ha provocado que 260.000 niños más, o un niño cada 60 segundos, sufran emaciación grave –cuando los niños están demasiado delgados para su estatura–, que es la forma más visible y letal de la malnutrición, publica la ONU.

 “La ayuda alimentaria es fundamental, pero no podemos salvar a los niños hambrientos con sacos de trigo. Necesitamos llegar a estos niños ahora mismo con tratamiento terapéutico, antes de que sea demasiado tarde”, dijo la directora ejecutiva de la agencia, Catherine Russell.

En respuesta, Unicef está ampliando sus operaciones en los 15 países más afectados (Afganistán, Burkina Faso, Chad, Etiopía, Haití, Kenya, Madagascar, Malí, Níger, Nigeria, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Yemen) para tratar de evitar una explosión de muertes infantiles.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Temas de esta nota
Más noticias
Ultimas noticias