#Italia

| 28/01/2022

Encargó una pizza, revisó el ticket y descubrió que le cobraron 17 millones de pesos

El hombre de 62 años fue estafado tras pedir la comida a través de una aplicación por celular.

Encargó una pizza, revisó el ticket y descubrió que le cobraron 17 millones de pesos

Si bien sabemos que las pizzas subieron de precio por la escalada de la inflación en los últimos años, 17 millones por esta delicia gastronómica creada en Italia, es verdaderamente una “guasada”, en términos coloquiales.

Este monto irrisorio le fue cobrado a un italiano que pidió pizza a través de un delivery a su casa ubicada en la ciudad italiana de Bolonia. El hombre, de 62 años, fue estafado luego de que usara su celular para ordenar esta comida, la cual pagó con tarjeta de crédito.

La víctima se enteró de que le habían cobrado esa cantidad de dinero cuando quiso ingresar a su cuenta bancaria y el software le indicaba que el ingreso se encontraba “inaccesible y en mantenimiento”. Al día siguiente a la estafa, el hombre perdió el control de la app en su smartphone y sólo tres días después pudo por fin acceder a su cuenta del banco. El ticket indicaba 46.500 mil euros, señala Crónica.

Asimismo, pudo comprobar que un restaurante de un hotel en Nápoles, según informó “Il resto del Carlino”, le había cobrado 46.500 euros el día 3 de enero de este año, en un fraude informático.

El estafado recuperó el dinero

Tras una batalla legal, afortunadamente el hombre logró recuperar el dinero gracias a la denuncia interpuesta por su abogado. En ese sentido, la Fiscalía de Bolonia afirmó que se encuentra investigándolo sucedió, pero todo indica que se trató de un “mega fraude informático”

Gabriele Bordoni, el abogado de la víctima presentó inmediatamente una denuncia y la suma fue entonces embargada gracias a la activación del servicio antifraude del banco y a la intervención del magistrado Alberto Gamberini, a petición de la Fiscalía.

Mega fraude informático

El restaurante ya tenía alojados los datos y contraseñas de sus clientes, por lo que los investigadores pudieron verificar que existían casos similares de estafa. Al parecer, dichos datos se pusieron a la venta en la "dark web", según explicó en el portal Bloomberg. Los datos de cientos de clientes fueron pagados por una suma cercana a los 80 mil dólares.

“Si añadimos que muchas veces utilizamos el teléfono en movimiento, con prisas, es comprensible que bajemos la guardia y acabemos contestando sin demasiada atención cuando recibimos un mensaje que nos pide datos (muchas veces bancarios)”, sostuvo el ejecutivo de la Policía Postal en un comunicado oficial.

Este tipo de fenómenos de cyber estafa se los conocen como smishing (fraude por mensajes de texto). Según los investigadores, las mega defraudaciones se están convirtiendo en una amenaza no sólo para los usuarios individuales, sino también para las empresas, que son un objetivo mucho más atractivo para los ciberdelincuentes de todas partes del mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Temas de esta nota
Más noticias
Ultimas noticias