#InformeCompleto

| 14/01/2022

¿Qué precio tiene instalar un equipo de última generación de GNC?

Desde empresas que brindan el servicio, especificaron que la actividad tuvo una caída durante el desarrollo del año 2021.

¿Qué precio tiene instalar un equipo de última generación de GNC?

La incertidumbre respecto de fuertes subas que se producirían en la salida del congelamiento del precio de combustibles, pone el tema entre las primeras preocupaciones de la previsión económica de las familias de todo el país.

La crisis económica tuvo un impacto en las conversiones de vehículos a GNC, principalmente, motivados por la necesidad de ahorrar dinero en combustible.
Según un relevamiento realizado por Nuevo Diario en los diferentes centros de conversión de vehículos a GNC, los precios continúan siendo una gran opción de ahorro en lo que se refiere a combustibles.

De acuerdo a lo relevado, los equipos de GNC de 5ª generación son los que ya se usan en estos procesos en la actualidad. En precios promedio, convertir un vehículo a GNC con la incorporación de un tubo de 40 litros alcanza un precio de $ 86.600 siendo este servicio el de mayor demanda en la actualidad.

“Este tipo de sistema (de 5ª generación) proporciona un rendimiento óptimo, ya con un tubo de 40 litros, lo cual además del tamaño lo convierte en uno de los más demandados”, explicó un empleado de una empresa dedicada a la actividad en nuestra ciudad.

En lo que se refiere a una conversión a GNC, que involucre la instalación de un tubo de 60 litros, el precio promedio oscila alrededor de 94.000
“En la actualidad, muchos vehículos utilitarios que se utilizan en los diferentes comercios que requieren de un servicio de transporte mínimo demandan mucho este servicio”, se manifestó.

La demanda de los sistemas de conversión de GNC tuvo una baja que se fundamenta en la crisis económica que se atraviesa en la actualidad.
“El promedio de conversiones es de 15 a 20, cuando antes de la pandemia era de entre 40 y 50”, manifestaron los encargados de los negocios del rubro.

Es oportuno señalar que la amortización del sistema de GNC se puede dar en el lapso de 18 meses, incluso si se toman en cuenta los intereses de la financiación, según indicaron desde comercios del sector.

Respecto de la renovación de la oblea habilitante para la carga de GNC en estaciones de servicio, desde comercios del rubro se manifestó que la misma tiene un precio de 3.000 pesos, a partir de la autorización de aumento fijada por la Secretaría de Energía de la Nación, que rige desde el 1 de enero de 2022.
Cabe recordar que el valor de las obleas habilitantes para vehículos que utilizan Gas Natural Comprimido (GNC) se incrementó en casi 50% a partir del primero de enero de 2022.

El aumento lo dispuso el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) a través de la Resolución 472/2021. El mismo estuvo en línea con la inflación esperada por la mayoría de los analistas para este año, e incluso el Indec señaló que entre octubre de 2020 y el mismo mes de 2021, la inflación acumulada llegó al 52,5%.  
La “Oblea Habilitante para vehículos propulsados a Gas Natural Vehicular” es un instrumento público de relevancia para la seguridad del sistema, ya que representa la legitimidad jurídica y administrativa del equipo, así como su capacidad y aptitud técnica para cumplir su función en el vehículo, según la normativa oficial.

En la Resolución el Enargas insistió en que el organismo “no tiene fines de lucro, y que el nuevo valor de la Oblea Habilitante y de la Cédula Mercosur que asigna tiene por finalidad financiar los costos incurridos con relación a las funciones de control que ejerce sobre la actividad” del GNC, según se fundamentó al momento de expresar la normativa.

Desde los comercios que se encargan de la instalación de equipos de GNC, especificaron que no basta con renovar la oblea para que todo el conjunto funcione correctamente.

El usuario tiene que realizar el mantenimiento programado para que el propulsor brinde un funcionamiento óptimo.

Para cumplir al pie de la letra con los requerimientos, es necesario tener un almanaque y el cuentakilómetros en cuenta:
Cada 15.000 km es necesario controlar que la instalación eléctrica trabaje en forma eficiente, que no haya formación de óxido en las conexiones.
Cada 30.000 km el vehículo debe ser examinado por un instalador habilitado para verificar que no haya acumulación de aceite u otros residuos en el interior del reductor de presión.
El usuario de un auto impulsado con GNC debe realizar controles periódicos para constatar que el filtro de aire no esté sucio, debido a que esto modificaría la correcta relación aire/gas natural y perjudicaría al motor. 
Dos veces al año hay que vaciar el contenido del sistema de enfriamiento del motor y reemplazarlo con agua desmineralizada y anticorrosivo-refrigerante.

¿Qué te pareció esta noticia?


Me encanta 0%
Me enoja 0%
No me interesa 0%
Más noticias
Ultimas noticias