ALERTA | Toda la información del Mundial de Qatar → ¡aquí!

#Opinión

| 25/01/2021

¿Conoces a Joe Black?

No hablamos de la famosa película de Hollywood protagonizada por Brad Pitt y Anthony Hopkins, donde Joe Black se presenta como el Ángel de la Muerte a llevarse al empresario Bill Parish. Hablamos de la O.M.S.

¿Conoces a Joe Black?

Pues vaya, parece ser que el Director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, además de luchar contra la pandemia del COVID-19 tiene otro pequeño problema en sus manos. La agencia Reuters el 19 de Noviembre del año 2020 se hacía eco de una acusación bastante grave contra el encargado y cara visible a nivel mundial de coordinar la lucha contra el virus del COVID-19. El haber sido acusado por el Gobierno de Etiopía de crímenes contra la humanidad y violaciones contra los derechos humanos por, entre otros supuestos delitos, el de pertenecer y apoyar al movimiento terrorista de ideología marxista Las Fuerzas de Tigray a fin de procurarle armas en el mercado internacional y tratar de conseguir respaldo político en el extranjero utilizando su posición en la O.M.S. para justificar la lucha armada revolucionaria que lleva adelante el movimiento que busca deponer al actual gobierno de Etiopía.

Si bien estos cargos fueron negados tanto por Tedros Adhanom como por la O.S.M y otros diplomáticos occidentales que respaldaron al funcionario destacando su actividad profesional y expresando que debido a la falta de pruebas ciertas no tendrán en cuenta estas acusaciones ni piensan en su desplazamiento.

A su vez el periodista ingles Jonathan Ames, Editor de Legales del periódico londinense The Sunday Times, revelaba en su edición del 14 de Diciembre del 2020 que el reconocido economista y defensor de los derechos humanos David Steinman, había presentado en la Corte Internacional de Derechos Humanos de la Haya una acusación por genocidio y participación en la violación de derechos humanos contra Tedros Adhanom Ghebreyesus que incluiría cargos por la desaparición de opositores políticos dentro en Etiopía y el haber dado las ordenes para el secuestro de activistas antigubernamentales en el Yemen.

Son muchas sombras de dudas las que se han extendido sobre el actual director de la O.M.S., el hombre que guía a la humanidad en uno de sus momentos más críticos. Pero para poder entender porqué se lo acusa de tantos delitos debemos recorrer su biografía recordando que Tedros de 55 años de edad es un Biólogo especializado en inmunología mundialmente galardonado.

Originario de Etiopía y perteneciente a la etnia Tigray se afilió al movimiento guerrillero FTLP (Frente de Liberación Popular de Tigray) del que llegó a ser parte del Triunvirato de su Dirección Ejecutiva. El movimiento armado participó en la guerra civil que devastó al país y posteriormente formó parte de la alianza marxista que lo gobernó entre 1991 y 2008. Como miembro de ese gobierno, Adhanom entre el 2003 al 2005 desempeñó funciones como Viceministro de Salud para luego entre los años 2005 al 2012 ser ya Ministro de Salud.

Entre el año 2012 y el 2016 pasó a ser el Ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía, asumiendo un cargo netamente político en una de las etapas más críticas del gobierno donde se levantaban muchas voces opositoras que querían un cambio de rumbo y más libertades individuales.

Fue allí cuando con la ayuda de la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Carter, The Global Fund, La Fundación Aspen y el Gobierno de Etiopía, fue propuesto como candidato a liderar la OMS a partir del año 2017.

Aunque Human Rights Watch junto a otras organizaciones de derechos humanos se opusieron a su nombramiento y adjuntaron un documento de 70 páginas criticando la gestión gubernamental y objetando los logros de Tedros Adhnanom, en la que además de los posibles crímenes que mencionamos anteriormente también se lo acusaba de no haber reportado una epidemia de Cólera , cambiándole el nombre a la misma para no afectar el turismo en Etiopía; acusándolo al mismo tiempo de discriminación contra la población de la etnia Amhara que vio decrecer inexplicablemente su población en 2,5 millones de habitantes durante su mandato.

En respuesta a estas presentaciones, el Tribunal Internacional de Crímenes de La Haya respondió que no evalúa elevar a juicio el caso debido a que las acciones se llevaron adelante en un país que no es miembro.

Lamentablemente todas estas acusaciones que son publicadas por varios periódicos internacionales solamente hacen poner en duda el desempeño de aquellas personas que tienen la obligación y el trabajo de guiarnos en esta época de tanto dolor para la humanidad y nos hacen preguntarnos hasta donde los nombramientos de los tecnócratas son motivados políticamente y no solamente por un afán humanitario.

Volviendo a la película de Joe Black y para finalizar, nos viene al recuerdo una escena en el palacio de Bill Parish (A. Hopkins) que nos hace imaginar un salón donde los hombres poderosos arreglan los destinos de la humanidad y en la que el multimillonario le habla Joe Black (B. Pitt) luego de presentárselo a su familia y a sus socios como un agente del gobierno federal.

Parish le dice a Joe Black: “Cuando yo te presenté y les dije quien eras, pensé que ninguno se quedaría a cenar”.

Más noticias
Ultimas noticias